Hoshi prevé innovar con postres de matcha sin gluten, bajos en azúcar y sin azúcar para abrir aún más las posibilidades de llegar a más público y nuevos canales de venta.
Hoshi prevé innovar con postres de matcha sin gluten, bajos en azúcar y sin azúcar para abrir aún más las posibilidades de llegar a más público y nuevos canales de venta.
Leslie Salas Oblitas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Para emprender no solo basta de buenas ideas, también de un espíritu aventurero y perseverancia, cualidades que a sus cortos 19 años ha sabido cultivar y canalizar muy bien Gonzalo Saldamando Egoavil, incursionando en el aún insipiente, pero prometedor mundo de la repostería basada en el matcha, té verde molido de fuerte presencia en la cocina japonesa por sus múltiples aplicaciones.

MIRA: Moody’s: Emitir bonos soberanos por US$ 11 mil millones sería sobreendeudarse

La pandemia, como a muchos peruanos, trajo serias dificultades económicas a la familia del joven estudiante, obligándolo a postergar los estudios de gastronomía que pretendía iniciar el año pasado en la Universidad Le Cordon Bleu, luego de dejar la carrera de psicología.

“Siempre me gustó cocinar y crear, a los 17 años desarrollé un concepto de pizza artesanal que tuve que dejar para estudiar; no obstante, ahora la situación era distinta. La crisis sanitaria nos pegó muy duro, estaba desanimado hasta que llegó esta idea de hacer postres pero con un toque diferente, ricos y llamativos, fusionando la cocina peruana con este ingrediente japonés de numerosos beneficios para la salud, ya que ayuda a reducir los niveles de estrés y ansiedad; favorece la concentración y refuerza el sistema inmunológico, entre otros”, detalla.

Cuenta que el empujón se lo dio su tío, Takeshi Odajima – quien maneja una tienda e importa productos japoneses – y desde agosto de 2020, cuando todavía tenía 18 años, nació Hoshi (estrella en japonés) que simboliza una luz de esperanza.

Recuerda que el primer dulce que elaboró fue un tres leches de matcha, que testeó entre vecinos y amigos con gran aceptación, y luego agregó a su oferta alfajores, roll cake con fresas, mousse con arándanos y cobertura de chocolate, turrón, beso de moza con relleno de matcha, panetón y hasta helado con menos azúcar.

REVISA: ¿Aerolíneas cerca de la bancarrota?: qué tan duro ha sido el golpe del coronavirus

OPORTUNIDADES

Saldamando señala que al principio no fue fácil, porque tenía que establecer las medidas exactas de matcha y saber cómo integrarlo para que los postres no salieran con un sabor amargo, puesto que una taza de este ingrediente equivale a 10 filtrantes del té verde convencional.

Sin embargo, confiesa que el negocio marcha bien. “Antes teníamos de tres a cuatro pedidos a la semana y ahora llegan hasta 15 y ya tengo la capacidad de atender órdenes del día, lo cual era difícil al inicio”, comenta.

Además, las buenas críticas y comentarios recibidos han llevado a que la marca logre ingresar también en el marketplace Barrio Nikkei, en las plataformas online Tiendita Nikkei y en Cool Japan, y en paralelo continúan vendiendo por las principales redes sociales.

Adelanta que tiene previsto innovar con postres de matcha sin gluten, bajos en azúcar y sin azúcar para abrir aún más las posibilidades de llegar a más público y canales de venta (markets naturales y orgánicos), revela el emprendedor.

Adelanta que les gustaría ingresar, por ejemplo, a la tienda de alimentos saludables Flora & Fauna y en Pharmax, entre otros.

Las oportunidades son bastante amplias, más aun considerando que el segmento donde participa Hoshi es virgen, ya que solo existen negocios aislados (cafeterías) que si bien usan matcha no hacen la fusión peruana-japonesa; mientras que en otros países de la región como Argentina, Chile y Uruguay gana cada vez más adeptos por sus propiedades antioxidantes, vitaminas, minerales y fibras de este insumo en sí.

MIRA TAMBIÉN