Te compras un depa y lo alquilas, por Iván Alonso
Te compras un depa y lo alquilas, por Iván Alonso
Gonzalo Carranza

Diego Marrero, gerente de Inversiones de AFP Habitat y columnista de esta sección, tiene a su cargo uno de los pilares de la oferta con la que estas administradoras de pensiones buscan competir: liderar la rentabilidad en el sistema. Hasta el momento, viene cumpliendo con el encargo: la SBS publicó hace unos días la rentabilidad nominal obtenida por las cuatro AFP en el fondo 2 en el período junio 2013-junio 2016 y Habitat se situó en primer lugar con un 26,29%. El promedio del sistema fue de 20,51% y el resultado de AFP Integra, en el segundo lugar, fue de 20,66%.

En esta entrevista, Marrero explica cómo consiguió estos resultados, detalla su balance de los mercados en la primera mitad del año y avizora los principales riesgos para el segundo semestre. 

¿Qué decisiones de inversión marcaron la diferencia entre Habitat y el resto del sistema de AFP?
La diversificación de portafolio. El año pasado y este año hubo bastantes eventos de volatilidad en el mercado. Pero, como el portafolio estuvo bastante diversificado y con las inversiones en los países correctos, estuvo protegido frente a las desvalorizaciones en algún mercado específico. 
Por ejemplo, este año el mayor evento de volatilidad ha sido el ‘brexit’ y en el 2015 fue la depreciación del yuan, pero nuestros portafolios no tuvieron caídas tan dramáticas en esos momentos. Otro ejemplo es el caso de la bolsa peruana: el año pasado la bolsa cayó más de 30% y los portafolios rindieron arriba de 7%.

¿Cuánto pesan las decisiones tácticas de inversión en estos resultados?
Nuestros portafolios son de largo plazo. Con las decisiones tácticas lo que se busca es tomar oportunidades atractivas. Así, una caída fuerte en el mercado producto de algo que consideramos que es temporal representaría una oportunidad de entrada. 

Si vemos el corto plazo, existe la preocupación de que la BVL ha sido la más rentable del mundo este año, pero eso no se refleja en los fondos de las AFP.
Creo que esa lógica es incorrecta. Como mencionas, le da mucho peso a los resultados de corto plazo. Hay que mirar [los portafolios de las AFP] en el largo plazo. Por ejemplo, los últimos tres años. En el 2014, la bolsa peruana tuvo una caída de casi 30%, en el 2015 también. Este año, va 40% positivo. Sumamos eso y te da un rendimiento negativo en los tres años, pero los fondos de pensiones han tenido una rentabilidad positiva en este período. Los portafolios de las AFP son globales y diversificados. El peso invertido en la bolsa local no es tan grande.

Se comenta que Habitat puede generar mejores resultados porque administra un fondo más pequeño y puede ser más flexible al invertir. 
No es así. Quién escoge mejor los activos no tiene nada que ver con el tamaño del fondo. Los portafolios de las AFP son globales y, en los mercados del exterior, el tamaño realmente no importa: un ticket de un millón de dólares para comprar acciones en EE.UU. causa el mismo impacto que un ticket de 100 millones de dólares, porque son mercados muy líquidos. Además, conforme vamos creciendo, la buena performance no se ha visto opacada.

Internacional

Otros gerentes de inversión han dicho que, con las nuevas opciones de retiro de los fondos, los portafolios tendrán que ser más líquidos, aun cuando con ello se sacrifique rentabilidad. 
Eso es innegable. Hay una prima que se perdería entre, por ejemplo, invertir en un proyecto de infraestructura con unas tasas cercanas a 9% o 10% de retorno, y hacerlo en un instrumento de corto plazo, como puede ser un depósito. Vamos a tener que orientar un poco más los portafolios hacia esos activos que rinden menos, pero que tienen mayor liquidez. 

Tuvimos un semestre con varios riesgos en el aire: el alza de la tasa de la FED y el ‘brexit’ a nivel global, y la decisión de MSCI sobre la bolsa peruana, en el plano local. ¿Qué balance hace de la primera mitad del año? 
Había muchísimos riesgos. En el caso del Perú también teníamos la coyuntura electoral, el fenómeno de El Niño y otros riesgos para el crecimiento económico. Finalmente, no se materializaron, sino que jugaron  a favor y, por ende, el mercado local subió. Por el lado internacional, había los dos riesgos importantes que mencionas: el posible cambio de la política monetaria de la FED y el ‘brexit’. En el caso de la FED, no se materializó. En cambio, el ‘brexit’ sí ocurrió, pero el mercado no lo tomó tan negativo como se hubiese pensado inicialmente. Lo que sí generó esta suma de riesgos fue volatilidad e incertidumbre.

Y, de cara a este segundo semestre, ¿qué riesgos identifica? 
El primero es el panorama político en EE.UU. Son elecciones en las que hay un candidato que genera muchísimo ruido en el mercado. La volatilidad podría intensificarse en la medida en que este candidato tenga más fuerza en las encuestas.
En segundo lugar, está el tema de la [tasa de referencia de la] FED. Aún persiste la incertidumbre de si un ajuste de la política monetaria pueda ser disruptivo para el crecimiento de EE.UU. En ese contexto, [un alza de tasas] podría generar una corrección a los mercados, una caída en la actividad económica y una depreciación del dólar. En el mercado local lo podríamos ver principalmente a través del tipo de cambio.

Si tuviera que elegir un solo indicador al que estará especialmente atento durante el segundo semestre, ¿cuál sería?
El dólar, pues es un termómetro de los mercados financieros. Y en el Perú, cada vez que hay un problema interno o externo, el dólar sube.