Financial Times: Los colegas y jefes no son familiares
Financial Times: Los colegas y jefes no son familiares
Redacción EC

Formar una y trabajar junto a tu esposa (o), tu hijo (a) o tu hermano (a) no es cosa rara en nuestro país. Para evitar que los problemas familiares entorpezcan el crecimiento de su negocio, Mary Barboza, gerente general de , recomienda tener en cuenta estos consejos.

CUENTAS SEPARADAS

No mezclar las decisiones vinculadas a la empresa con los problemas de la casa es la primera condición para que el éxito sea una constante en su negocio. Evite que los líos de casa se trasladen a la oficina.

NO ES DIFÍCIL

La palabra no es difícil. Es buenísimo que una familia esté dispuesta a cumplir un sueño, dejar un legado y trascender, pero se deben tomar –como en muchos negocios– medidas preventivas.

BALANCE

Actúe y tome decisiones con objetividad. Piense en la empresa. Existe una probabilidad bastante alta de que los sentimientos y afectos se involucren y que no se tomen en cuenta las habilidades y competencias para los puestos claves, pero también hay temor de herir susceptibilidades y, entonces, se comete el error de adecuar los puestos a las personas.

CLARIDAD

Dejar las reglas claras desde el inicio. Defina el rol de cada uno y los límites para tomar otras medidas sin ningún tipo de resentimiento. Para ello, elabore un planeamiento estratégico y trácese objetivos claros.

DIFERENCIACIÓN

Separe el concepto de trabajador y familia. No solo me refiero a las reglas sino a las remuneraciones y beneficios. La caja de la empresa no es la caja de la familia.

CADA COSA EN SU LUGAR

Separe las decisiones familiares para la casa y trate solo las de índole laboral en la empresa. Implemente agendas y actas de reunión. Acá es muy importante la labor del “mediador” de las reuniones, que no debe ser de la familia para que esté alerta ante cualquier señal de invasión de la agenda.

DINERO

Los temas , contables y de gestión humana deben dejarse en manos de profesionales que no sean de la familia.