Las pick up y furgonetas nadaron a contracorriente y crecieron 13,4% durante julio de este año versus el mismo mes del 2019.(Foto: GEC)
Las pick up y furgonetas nadaron a contracorriente y crecieron 13,4% durante julio de este año versus el mismo mes del 2019.(Foto: GEC)
Leslie Salas Oblitas

Julio fue un mejor mes para el . Las cifras registradas muestran una ligera recuperación, por tanto, el impacto de la inactividad comercial por la pandemia, gradualmente, se está aminorando.

MIRA: SNI: “La gente tiene miedo de salir y comprar, especialmente, si se ven discrepancias políticas”

Así, en este periodo se logró vender 9.573 autos livianos (conformado por automóviles, camionetas, pick up, furgonetas, SUV y station wagon), 19,1% menos respecto a julio del 2019. “La brecha poco a poco se está acortando, considerando que la variación observada en julio fue mejor que los resultados obtenidos en mayo (-97.4%) y que en junio (-55.4%)”, destaca Alberto Morisaki, gerente de Estudios Económicos de la Asociación Automotriz del Perú-AAP.

No obstante, comenta que aún las ventas están lejos de los niveles pre COVID-19, ya que en enero, por ejemplo, se comercializaron casi 14.000 vehículos. Mientras que en el acumulado del año – es decir de enero a julio- el retroceso de esta industria es de 43% con 49.031 unidades vendidas.

“Todavía nos va a costar llegar a los niveles de antes, pero estos resultados dan una buena señal y la posibilidad de poder llegar a caer este 2020 solo 30%, que es el pronóstico más optimista”, afirma.

Aclara, además, que hay un número importante de vehículos que se vendieron en meses anteriores y que recién se están registrando en julio, por lo que se espera que en este mes y hacia setiembre las cifras de venta de autos nuevos se sinceren.

PICK UP Y FURGONETAS

Morisaki destaca que, pese a que la gran mayoría de categorías dentro del segmento de vehículos livianos siguieron en franco descenso, las pick up y furgonetas nadaron a contracorriente y crecieron 13,4% durante julio de este año versus el mismo mes del 2019.

Estas pasaron de no vender nada en abril a registrar 1.985 unidades el mes pasado y en junio 736 unidades. Aunque, todavía están 40,8% por debajo a lo alcanzado en los primeros siete meses del ejercicio anterior.

“Hay industrias y sectores que han tenido que renovar flota y muchas empresas que están requiriendo, especialmente furgonetas, para poder continuar con sus operaciones de delivery y para lo que son requeridos estos tipos de vehículos”, señala.

VEHÍCULOS PESADOS

En cuando a los vehículos pesados (camiones, tractocamiones, ómnibus y minibús) se registraron 1,470 unidades en julio, apenas 0,5% por debajo de lo obtenido el mismo mes del año pasado.

Pese a la caída del segmento, camiones sí registró un incremento de 22,3% (1,247 unidades vendidas) a consecuencia de la mejora en el indicador de expectativas empresariales, índice que mide la temperatura de la inversión privada en nuestro país, la cual podría sostenerse en los siguientes meses en línea con el inicio de operación de más actividades económicas, detalla Alberto Morisaki.

El economista aunque confía que la tendencia seguirá siendo positiva para el sector automotor -debido a los diferentes estímulos que está dando el Gobierno (como el retiro de parte de los fondos de las AFP) y en la medida que se reactive el empleo formal, entre otros- también considera que el panorama político puede influir en las decisiones de compra de las empresas; así como un incremento mayor en el número de contagios por COVID-19.

MIRA TAMBIÉN

VIDEO SUGERIDO

¿Cuáles son los requisitos que debo cumplir para viajar en avión o en bus?
Como parte de la fase 3 de la reactivación económica de país, el MTC publicó los lineamientos para la prevención de la COVID-19 en los viajes nacionales.