En la Costa Verde se practica regularmente el surf en la playa Makaha. (Leandro Britto/GEC)
En la Costa Verde se practica regularmente el surf en la playa Makaha. (Leandro Britto/GEC)
Christian Lengua

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El Ejecutivo publicó esta semana el Decreto Supremo 170-2020 con el que establece con el fin de evitar la propagación del . La normativa establece que de lunes a jueves se podrá ingresar al mar, a diferencia de viernes, sábado y domingo que solo podrán entrar quienes practiquen surf, vela o remo.

PARA SUSCRIPTORES: Casas de campo: Características y nuevas propuestas de la oferta que se desarrolla al sur de Lima

¿Cómo afecta esta disposición a los negocios que funcionan en las playas? Damián Ode, director de marketing y creativo del restaurante Arnold’s, ubicado en BordeMar en la Costa Verde, señaló que respetan las acciones que dicta el gobierno, pero afirmó que el reglamento está mal planteado.

“Si van a cerrar las playas, deberían armar un plan de seguridad en el mismo ingreso de cada una de ellas, y no en la bajada a la Costa Verde, ya que eso afecta directamente a los negocios que estamos abajo y por ende a nuestros trabajadores”, apuntó.

Agregó que esta medida los afecta, porque al cerrarse los accesos la gente no puede bajar en sus autos, lo que los ha obligado a hacer algunos ajustes en su planilla. Fuera del acceso de los clientes, tampoco puede ingresar el personal del restaurante, como el jefe de operaciones.

“Incluso nosotros, que tenemos autos, no podemos ingresar mercadería para la venta del día. Así enseñemos nuestros pases laborales no nos dejan bajar”, comentó Ode.

REVISA: El renacer de las playas del norte: cómo Máncora, Vichayito y Punta Sal han logrado un ‘boom’ de visitas por estos días

SIN ESCUELAS DE SURF

Gilberto Marcas, instructor de surf con 15 años de experiencia, trabaja en la Escuela de Chalo Espejo en la playa Punta Roquitas, de Miraflores. Sostuvo que las escuelas en la Costa Verde aún no cuentan con permiso por la pandemia. Aunque reconoció que algunos instructores dan clases “por lo bajo”.

“Antes había ocho escuelas, después 18 y ahora cada uno abre su escuela, por lo que hay demasiadas en la actualidad. [La playa] Makaha parece el Centro de Lima, porque muchos no cuidan la distancia”, precisó.

El instructor señaló que se deberían abrir las academias en la Costa Verde, porque hay mucha gente que necesita practicar este deporte para mejorar su salud mental. “No se puede ir a un cine a distraerse, o un centro comercial. Pero nosotros estamos al aire libre. Eso sí, siempre con los cuidados y guardando la distancia”, agregó.

TAGS RELACIONADOS