Sala plena aprobó el documento “Plan de Cambios Urgentes para el Poder Judicial”. (Foto: Difusión)
Sala plena aprobó el documento “Plan de Cambios Urgentes para el Poder Judicial”. (Foto: Difusión)
Redacción EC

La lucha frontal contra la ha paralizado la agenda económica por dos años y, en este sentido, en el mensaje de Fiestas Patrias del presidente de la República, , deben estar contempladas reformas estructurales profundas que mejoren la competitividad, aseguró el presidente de la (ADEX), Juan Varilias.

Precisó que vivimos días muy complicados en los que las instituciones públicas perdieron credibilidad y que se necesita un shock de confianza que provenga de una firme disposición de luchar contra la corrupción.

“Lamentablemente, la corrupción se ha manifestado como un problema tan profundo que ha paralizado la agenda económica por dos años”, sostuvo.

Días atrás el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ricardo Márquez, señaló que la corrupción judicial tiene un costo para el Perú que podría superar los S/4 mil millones; además que deteriora la competitividad y desarrollo del país.

Señaló que los exportadores esperan que el mensaje del presidente Vizcarra, en concordancia con los poderes legislativo y judicial, nos permita tener la certeza que estamos en el camino del cambio y de la recuperación de la confianza en nuestras instituciones.

“Según el Fondo Monetario Internacional, en el 2019 empezará la desaceleración y lamentablemente el Perú tiene una problemática interna muy complicada. Corremos el riesgo de que el clima internacional cambie sin haber aprovechado el buen tiempo de estos dos años”, enfatizó.

En ese sentido, indicó que se espera que el Presidente muestre la voluntad política de fortalecer el Consejo Nacional de Competitividad y Facilitación (CNCF) y emprender acciones que mejoren la competitividad de manera inmediata.

Por su lado, Márquez afirmó que la relación negativa entre corrupción judicial y desempeño económico se pone de manifiesto cuando países como Finlandia, Nueva Zelanda o Noruega, a la vez que exhiben los menores niveles de corrupción judicial del mundo, son las naciones con los más altos estándares internacionales de competitividad.

“Confiamos en que esta convergencia derive en la solución de los muchos conflictos que hay en el país. Solo así mantendremos este ritmo, y para el 2021 podremos duplicar nuestros envíos e incluso más que eso”, puntualizó.