Los servicios incrementaron su precio por la regulación, según AFIN. (GEC)
Los servicios incrementaron su precio por la regulación, según AFIN. (GEC)

Los sobrecostos regulatorios serían la principal causa del deterioro de los márgenes de las empresas de telecomunicaciones en el mercado peruano, advirtió la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional ().

La regulación, sumada a las obligaciones tributarias, han tenido un impacto de hasta un 26% adicional en los precios del servicio entre el 2013 y el 2018, señaló el gremio.

“Hay que precisar que las operadoras pagan el 2% de sus ingresos brutos como tasa de aporte por regulación a Osiptel, FITEL (ahora Pronatel) y MTC, los cuales no legan a ejecutar todo lo recaudado”, comentó Leonie Roca, presidenta de AFIN.

La organización indicó que en los últimos años, el número de normas vigentes ha aumentado, mientras que la concentración del mercado ha disminuido.

Según un informe de Apoyo Consultoría, existe una “inflación regulatoria” que frena el avance del sector y se muestra en el aumento del número de normas vigentes en los últimos años.

Hay normas de Osiptel que han cambiado hasta tres veces en un mismo año (como es el caso de Condiciones de Uso y el Reglamento de Portabilidad) o con periodicidades de uno o dos años. Además, existen disposiciones cuyo origen proviene de la regulación emitida por otras entidades como el Ministerio del Interior que afectan al sector de telecomunicaciones.

El estudio concluye que esta excesiva regulación reduce el retorno de las inversiones, incentiva su disminución, repercute en un mayor precio del servicio a los consumidores y pone en peligro la sostenibilidad de la industria.

“Existen normas regulatorias sin razonabilidad tales como la verificación de huella biométrica para la venta y reposición de líneas móviles y para la recuperación de líneas robadas, que han incrementado los costos fijos debido a la implementación del sistema en cada local", apuntó Roca.

"Así como los costos variables por la tasa que deben pagar a Reniec por cada intento de consulta biométrica antes de efectuar la venta o recuperación de una línea. Lo mismo ocurre con el mantenimiento de Teléfonos de Uso Público en zonas rurales que ya cuentan con cobertura móvil, que se encuentren en desuso debido a la mayor comodidad y menores tarifas que ofrece el servicio móvil”, agregó.

Sobrecostos

El Ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de las cuatro operadoras más grandes en el país disminuyó de 23% en 2014 a 11% en 2018, de acuerdo a un estudio desarrollo por Apoyo Consultoría.

En solo un reducido grupo de normas, estos sobrecostos han significado US$ 400 millones entre el 2013 y 2018, revela el estudio. “Este hecho pone en riesgo la sostenibilidad de la industria, y se incrementa en pleno proceso de transformación digital actual”, apuntó el gremio.

La industria además requiere de señales claras de predictibilidad para el futuro, como es el caso de las renovaciones de contratos de concesión, aspecto fundamental para tomar las decisiones de inversión, agregó.

Asimismo, el estudio revela que la normativa actual castiga el número de infracciones sobre la evaluación de la solicitud de renovación de la concesión. “Esta medida, desincentiva las inversiones por la incertidumbre, generando que estas se vean reducidas hasta en 67% y afecta el desarrollo del servicio”, indicó la AFIN.

Sobreinversión

Otro de los puntos que recoge el análisis es el relacionado con las inversiones en el mercado.

Se señala que si bien ha mostrado una tendencia positiva; dichos aumentos no han sido suficientes para cerrar la brecha de infraestructura.

En ese sentido, y tomando en cuenta la evidencia de compartición de infraestructura entre las empresas del sector, no es posible hablar de una sobreinversión en la industria.