(Foto: Difusión)
(Foto: Difusión)
Redacción EC

Entre los descuentos que forman parte del aporte obligatorio al Sistema Privado de Pensiones (), existe un rubro de 1,35% del ingreso mensual de los afiliados que se destina al seguro de invalidez y sobrevivencia.

► 
► 
► 

Este seguro otorga una cobertura de en caso el afiliado a una sufra, por accidente o enfermedad, la pérdida total o parcial de su capacidad de trabajo.

Asimismo, en caso de fallecimiento, ofrece una pensión de sobrevivencia a los beneficiarios, además de cubrir los gastos de sepelio.

¿EN QUÉ CONSISTE LA PENSIÓN DE INVALIDEZ?

La pensión de invalidez se otorga cuando un trabajador afiliado a una AFP es dictaminado como inválido luego de haber sufrido una enfermedad o accidente que le impide seguir trabajando, luego de haber sido evaluado por el Comité Médico de las AFP (COMAFP).

Para ello, el afiliado (no jubilado y menor a 65 años) debe presentar una solicitud a su AFP que será derivada al COMAFP. Este comité verificará los documentos presentados iniciando un proceso de evaluación médica que confirmará la condición de invalidez y determinará la naturaleza y grado de la misma.

La pensión se definirá en base a dos tipos de invalidez: parcial y total.

Se considera invalidez parcial cuando se pierde entre el 50% y 66,6% de la capacidad de trabajo. Así, se accede a una pensión temporal igual al 50% de la remuneración mensual, calculada en base al promedio de los últimos 48 meses anteriores al siniestro.

En tanto, se considera invalidez total cuando se pierde más del 66,6% de la capacidad de trabajo. En este caso, la pensión será equivalente al 70% del promedio de la remuneración mensual de los últimos 48 meses.

"El 89% de los pensionistas por invalidez cuenta con la cobertura del seguro, el que en promedio cuadriplica el fondo del afiliado", señala la AAFP.

La pensión promedio que recibe un jubilado por invalidez en el spp, asciende a S/1.649

¿CUÁLES SON LOS DIAGNÓSTICOS MÁS RECURRENTES?

Según la AAFP, el tumor maligno de la mama es el diagnóstico más recurrente en el SPP, debido a la falta de prevención y atención médica oportuna.

A este mal le siguen diabetes mellitus no insulinodependiente, sindrome de postlaminectomía, insuficiencia renal crónica y terminal, otros trastornos de los discos intervertebrales, enfermedad de parkinson, tumor maligno del estómago, VIH, artritis reumatoide, fibromialgia, entre otros.

Fuente: Asociación de AFP
Fuente: Asociación de AFP