Entre octubre y diciembre se estima alcanzar las 865.000 hectáreas. (Foto: Archivo)
Entre octubre y diciembre se estima alcanzar las 865.000 hectáreas. (Foto: Archivo)
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La superficie de los principales cultivos transitorios (como la papa, el arroz y el maíz amarillo duro) entre agosto y setiembre alcanzó las 347.881 hectáreas, cifra 3,2% menor a lo registrado en el mismo periodo de la anterior .

MIRA: SBS establece condiciones más flexibles para la próxima licitación del seguro previsional

Sin embargo, la superficie de cultivos instalados (es decir, que se ejecutaron) en los meses de análisis superó el 80% de las siembras programadas en la Encuesta Nacional de Intenciones de Siembra 2020.

Christian Garay, director de Seguimiento y Evaluación de Políticas del Ministerio de Agricultura (), explicó que esta caída no es catastrófica y está dentro del rango estimado.

Detalló que el descenso anotado responde a que productos de alta relevancia como el arroz y el maíz amarillo tuvieron menores desempeños que el año pasado y ello “jaló” el promedio.

Para Daniel de la Torre Ugarte, investigador del Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico, también incidió en que el 2019, el punto de comparación, fue un año de muy buena siembra.

Garay agregó que las medidas ante el afectaron directamente a productos de la industria agrícola y manufacturera.

“El cierre de pollerías y restaurantes impactaron en la industria agrícola, mientras que la paralización de algunas empresas manufactureras hicieron lo mismo con el algodón”, refirió.

Avances de la campaña agrícola 2020-2021. (Elaboración: El Comercio)
Avances de la campaña agrícola 2020-2021. (Elaboración: El Comercio)

En otros casos, el funcionario del Minagri dijo que la pandemia no afectó la siembra, pero debido a las restricciones a sus consumidores finales el perjuicio se observó en los precio de chacra, como ocurrió con la papa.

De la Torre Ugarte apuntó que la pandemia incidió también en la forma de prepararse para la siembra y en que algunas regiones mantuvieron cuarentenas rígidas.

Sin embargo, en este lapso también hubo productos con crecimientos significativos, como la quinua. Garay indicó que esto es una buena señal que, a su vez, garantiza el abastecimiento de alimentos en los próximos meses.

No obstante, , presidente de la Convención Nacional de Agro Peruano (), marcó distancia de la percepción del Minagri e instó a “no dejarse llevar por las cifras”.

“No compartimos el optimismo del Minagri. Cuando se realiza estos análisis se ve la canasta básica. Pero, ¿cuánta quinua puede entrar en esa canasta?”, señaló.

CIERRE DEL AÑO

Las expectativas de siembras de los principales cultivos transitorios para lo que resta del 2020 son positivas. Entre octubre y diciembre se estima alcanzar las 865.000 hectáreas, lo que significaría un crecimiento de 1% frente al promedio en las últimas cinco campañas agrícolas.

Garay subrayó que esta estimación proviene de los propios productores agropecuarios en plena cuarentena y destacó que la agricultura es el único rubro que no entró en recesión.

De la Torre Ugarte refirió que las condiciones están dadas para que se recupere las siembras de algunos productos que registraron descensos, salvo algún factor climático excepcional.

Las expectativas de siembras de los principales cultivos transitorios para lo que resta del 2020 son positivas. (Foto: Difusión)
Las expectativas de siembras de los principales cultivos transitorios para lo que resta del 2020 son positivas. (Foto: Difusión)

Por su parte, Cárdenas mostró su preocupación por la situación de las regiones de siembra que se han declarado en emergencia y donde considera que habrá fracasos rotundos en las campañas de cosecha.

“Una de las medidas era el FAE-Agro, pero es una burla para el agricultor. Su diseño y la falta de conocimiento sobre el sector provocaron su fracaso. La temporada de siembra ya está por finalizar”, dijo.

“Nos estamos dejando llevar por las cifras, por mucha data de satélite”, complementó Cárdenas, agregando que solicitarán ante el Congreso que el fondo, que a la fecha tiene como fecha de vencimiento en diciembre, sea permanente.

De la Torre Ugarte anotó que este programa tendrá un rol importante, pues la parte fuerte de las siembras “está por venir”. “Se tiene el espacio para que tenga un rol importante. Solo hay que asegurar que se implemente o esté a disposición de los productores a tiempo”.

Por último, Garay del Minagri indicó que, en la actualidad, se apuntará a ampliar el horizonte temporal del programa.

“Nos interesa ampliarlo para que tenga una cobertura más grande, pero obviamente se tienen que mejorar las condiciones y las barreras para hacerlo más inclusivo”, remarcó. “Los recursos están ahí para cubrir las posibles pérdidas, pero es importante estar convencidos de darle más impulso. Creemos que es suficiente para cubrir las pérdidas. Hoy no podemos hacer un balance del programa”, culminó.