Donald Trump no dio detalles sobre impuestos ni otras medidas
Donald Trump no dio detalles sobre impuestos ni otras medidas
Marcela Saavedra P.

La incertidumbre que rodea las políticas comerciales y económicas que adoptará , próximo residente de la Casa Blanca, podrían conllevar a una reconfiguración de las inversiones en el mundo. 

A casi dos semanas de la toma de mando oficial, el también empresario estadounidense ha lanzado señales de su anticipada visión proteccionista. Su cuenta oficial de Twitter fue la trinchera desde la que deslizó posibles incrementos en impuestos a empresas como Toyota y General Motors, por su participación e inversión en el mercado mexicano.

Tras divulgarse la cancelación de una inversión de US$1.500 millones para una planta en México de Ford, Trump aprovechó para agradecer el hecho y resaltar los 700 puestos de trabajo que significaban para el país. "Esto es solo el inicio, hay mucho más por venir", sentenció.

"Este es un mensaje para el empresariado norteamericano: 'aun no soy presidente en funciones pero ya estoy logrando algo", explica Juan Carlos Ladines Azalia, internacionalista de la Universidad del Pacífico (UP).

Así, ya han temblado muchas inversiones previstas en México, país en el que la inversión extranjera directa de Estados Unidos totalizó los US$8.852 millones el 2014, según ProMéxico. Sin embargo, con una mano de obra estadounidense aún cara respecto a la mexicana o asiática, la posibilidad de que el mensaje de Trump cale es puesta en duda, apunta Carlos Aquino, profesor de Economía de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). 

Además, en un mundo en el que la cadena de valor se eslabona en distintos mercados se reduce aún más el alcance de esta política. "No existe ningun producto, y menos si es sofisticado, que se elabore por completo en un país. Un ejemplo de ellos son los productos de Apple, una de las compañías más rentables del mundo", agrega Aquino.

Es así, que los lobbies empresariales cobrarían vital importancia para asegurar la movilidad, apunta el experto de la UNMSM. 

UNOS SALEN, OTROS INGRESAN

De imponerse medidas que lleven a las inversiones de Estados Unidos a circunscribirse prioritariamente en su mercado, la oportunidad de fortalecerse en esos mercados la tendría principalmente China.

"Rusia tiene una economía endeble, que piensa hacia adentro. En cambio, China tiene la posta para hacerse de esos espacios y seguir con su visión de abrazar las Américas, por ejemplo, como socio comercial serio y real", anota Ladines. Los fundamentos de esta expansión radican en la necesidad de volcar la capacidad ociosa que dejó el gigante chino en el exterior. "Hay empresas que han sido exitosas en sectores como construcción, industrial del acero, automóviles o cemento que busca oportunidades de inversión y serían las primeras en moverse", agrega Aquino.

En ese sentido, se podrían empujar también acuerdos comerciales faltantes de la estrella asiática. "China aún no tiene un TLC con México", recuerda el catedrático de la UP. Sin embargo, esto no ha impedido que China haya anunciado un plan de 39 planes de cooperación en ocho sectores con América Latina, que tiene a esta economía como su segundo socio comercial.