Módulos Temas Día

Más en Perú

¿Aranceles de Trump frenarían expansión de EE.UU.?

Conoce los resultados de esta encuesta realizada por Bloomberg News para saber el impacto económico que podrían tener los aranceles al acero y aluminio

Donald Trump

Trump también ha tuiteado que una guerra comercial se puede ganar con facilidad. (Foto: Reuters)

Las guerras comerciales son malas, pero los aranceles al acero y al aluminio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no tendrán mucho impacto directo en la economía del país, a menos que la situación se agrave, según una nueva encuesta realizada por Bloomberg News.

Aproximadamente dos tercios de los 35 economistas encuestados por Bloomberg anticipan que los aranceles que firmó Trump la semana pasada causen una pequeña pérdida de empleo y una ligera caída en el crecimiento económico de EE.UU., que está disfrutando de su tercera expansión más larga de la historia. Un economista predijo una pequeña ganancia en empleos. Nadie pensó que habría un gran impacto en alguna dirección.

"Por sí mismos, los aranceles sobre el acero y el aluminio probablemente tengan un impacto modesto sobre el crecimiento y la inflación", dijo Scott Brown, economista jefe de Raymond James Financial en St. Petersburg, Florida. "Las mayores preocupaciones son los aranceles de represalia contra las exportaciones de EE.UU., la posibilidad de una guerra comercial más amplia, costos más altos y una mayor incertidumbre para la inversión comercial global".

El 8 de marzo, Trump impuso aranceles del 25% al acero importado y del 10% al aluminio, pero inmediatamente excluyó a Canadá y México —siempre y cuando lleguen a un nuevo Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte que a EE.UU. le resulte aceptable— y dijo que otros países podrían solicitar una exclusión. Eso desató una carrera entre los aliados de EE.UU. para abogar por un trato especial, mientras que China advirtió sobre medidas "fuertes" para proteger sus intereses.

Morgan Stanley estimó el impacto de los aranceles en no más de 0,3 puntos porcentuales del producto interno bruto de EE.UU. y escribió en un informe que "es poco probable que descarrilen la perspectiva macro global". Barclays Plc ha calculado un efecto de hasta 0,2 puntos porcentuales.

Trump también ha tuiteado que una guerra comercial se puede ganar con facilidad. La mayoría de los economistas ven pérdidas para todas las partes.

MÁS OPINIONES

"Estos aranceles son una muy mala idea", dijo James Smith, economista jefe de Parsec Financial Management Inc. en Asheville, Carolina del Norte. "Costarán a los consumidores millones de dólares por cada empleo salvado en la producción de aluminio o acero, una política genuinamente estúpida y contraproducente".

Cuando el presidente George W. Bush elevó los aranceles del acero en 2002, el producto interno bruto de EE.UU. disminuyó en US$30,4 millones, según la Comisión de Comercio Internacional de EE.UU. El país perdió cerca de 200.000 empleos, de los cuales aproximadamente 13.000 estaban en la fabricación de acero bruto, según una estimación.

El 80% de los economistas predijo un pequeño aumento en la inflación como consecuencia de la nueva política comercial, mientras que el resto no vio efecto alguno.

Más problemática que los aranceles de EE.UU. es la probabilidad de que otros países le paguen con la misma moneda. La Unión Europea ha amenazado con represalias selectivas contra marcas emblemáticas estadounidenses, como las motocicletas Harley-Davidson Inc., los jeans Levi Strauss & Co. y el whisky bourbon, si el bloque no logra una exención.

Una guerra comercial total podría costarle a la economía mundial US$470.000 millones, según un análisis de Bloomberg Economics. Por lo general, los economistas consideran que el comercio es útil para ambas partes y la historia de las represalias comerciales muestra que hay buenas razones para evitar la repetición del mismo error.

Lea más noticias de Economía en...

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada