¿Aumento de ingresos? tres razones por las que no lo sentiste
¿Aumento de ingresos? tres razones por las que no lo sentiste
Marcela Saavedra P.

La riqueza de las  fue la cuarta que más creció en el mundo en los últimos 15 años, . La entidad destacó el avance anual de 4,6%, que solo fue superado por China, Noruega y Malasia.

No obstante, ¿por qué no se sintió en los bolsillos de las familias peruanas eso que el mundo considera "el milagro económico peruano"?

Sigue a Portafolio también en 

Si bien el CEO de Andino Asset Management, Carlos Rojas, mencionó a Portafolio que el resultado proviene de una base muy baja producto de un largo período de crisis económica -con lo cual sería normal obtener resultados muy altos- para el economista y catedrático de la Universidad del Pacífico (UP)  existen otras tres razones que explicarían por qué estos mayores ingresos pasaron desapercibidos por el grueso de las familias peruanas

"El crecimiento del empleo no fue muy fuerte en el país [durante esos años]. Si bien la economía peruana crecía 6% anual, el empleo formal urbano lo hacía 3,5% anual, es decir, a un menor ritmo", destacó.

A ello se suma el lento avance de los ingresos reales -que absorbieron la inflación- y la desigual distribución de ingresos del país. "La gran bonanza benefició más a unos pocos y muchos recibieron muy poco", acotó.

Según los cálculos del economista, aproximadamente el 10% de la población fue la que recibió un mayor beneficio, mientras que el resto de la torta tuvo un limitado acceso a mayores ingresos.

¿MILAGRO ECONÓMICO?

Entonces, ¿es posible hablar de un 'milagro'? Para el docente de la UP, el término es una exageración. "Lo que sucede es que hasta el 2012 se presentó un escenario mundial muy favorable a los países exportadores de materias primas, entre ellos el Perú", explicó.

Así, en medio de esa coyuntura global -en la que se gozó de un precio elevado para las materias primas, se obtuvo financiamiento barato y aterrizó gran cantidad de capital extranjero- el Perú pudo reportar tasas de crecimiento del 6% anual. 

Sin embargo, al terminarse el contexto favorable, el Perú entró en una fase de desaceleración, al igual que el resto de países. "Si hubiese sido un milagro, con el fin de las condiciones favorables la desaceleración no nos hubiese golpeado tanto como lo ha hecho", anotó.

Y si bien existe un avance -lento- en la economía del país, aún hay una gran tarea pendiente para incentivar la producción y competitividad, como refleja e (ICRP). En esa línea, González Izquierdo consideró que hay seis temas pendientes que se deben tratar a fin de elevar el dinamismo y la igualdad de oportunidades.

El economista señaló que hace falta una profunda reforma de la educación pública, del sistema de salud, del aparato estatal, de sus instituciones, así como mayores inversiones en infraestructura -con apoyo privado e internacional- y el diseño de mejores programas sociales. Esos puntos serán cruciales en la agenda del próximo gobierno.

TAGS RELACIONADOS