Goldman Sachs dijo que ahora espera un superávit de petróleo récord de seis millones de barriles por día (bpd) en abril, en un mercado global que generalmente consume alrededor de 100 millones de bpd.. (Foto: GEC)
Goldman Sachs dijo que ahora espera un superávit de petróleo récord de seis millones de barriles por día (bpd) en abril, en un mercado global que generalmente consume alrededor de 100 millones de bpd.. (Foto: GEC)
Redacción EC

Esta semana, los precios del sellaron su peor semana desde la crisis financiera mundial del 2008. La caída de sus precios se dio desde el lunes, impactados por la expansión del y -en mayor medida- por los esfuerzos de Arabia Saudita, el principal exportador del mundo, y sus aliados para inundar el mercado con niveles récord de suministros.

Esto último, repercutió en una expectativa de un aumento de oferta de la producción de petróleo en una situación en la que el mercado espera demanda más débil, explicó Adrián Armas, gerente central de Estudios Económicos del (BCR).

Así, el Brent cayó un 25% en la semana, su mayor descenso semanal desde la crisis financiera del 2008.

El impacto en el precio de combustibles es a la baja. Se esperaría que los precios se vayan reduciendo de manera gradual. Hay espacio de reducción con los nuevos precios internacionales de combustibles”, explicó Armas.

Precio de petróleo a la baja. (Fuente: BCR)
Precio de petróleo a la baja. (Fuente: BCR)

Cabe destacar que las acciones mundiales también cerraron una semana de grandes pérdidas, lo que demuestra cómo el pánico generado por el coronavirus se ha extendido a todos los mercados.

En este contexto, recalcó Armas, es que las monedas emergentes han registrado un aumento en sus tipos de cambio durante la semana. En el caso peruano, el dólar pasó de cotizar S/3,472 el viernes 6 de febrero a S/3,523 este 13 de febrero. En la semana, el tipo de cambio llegó a picos de S/3,559 en la jornada del jueves, su mayor nivel en los últimos 16 años.

Goldman Sachs dijo que ahora espera un superávit de petróleo récord de seis millones de barriles por día (bpd) en abril, en un mercado global que generalmente consume alrededor de 100 millones de bpd.