Entre dos países con selecciones de fútbol que parecen estar incapacitadas para consechar éxitos a nivel mundial, lo único que nos queda es jugar partidos en otras canchas. Entre y Perú, que lamentablemente entran en esa categoría, la competencia ha tenido como una de sus protagonistas a las exportaciones de , terreno en el que Bolivia era un líder aparentemente indiscutible y en el que la semana pasada el ministro de Agricultura y Riego, , anunció que el partido se había volteado a favor de Perú.  

"El Perú se convirtió en el primer productor y exportador mundial de quinua", era el titular de la y de las notas que la mayoría de medios, incluidos los especializados, rebotaron de inmediato y casi textualmente. 

El Comercio decidió no publicar la información sin contrastarla con fuentes oficiales bolivianas. Además, el Minagri no citaba la fuente de las cifras. 

La aseveración de Benites no podía ser tomada tan a la ligera pues representaba un cambio de tendencia radical. En 2013, el valor FOB de las exportaciones de Bolivia del grano andino casi duplicaban las de Perú: nosotros exportamos US$79,3 millones, mientras que el país altiplánico vendió US$153,2 millones en ese año. 

Sin embargo, las declaraciones del ministro eran -o parecían- contudentes. "Los resultados obtenidos en el  nos han permitido conocer que el Perú se acaba de convertir en el primer productor mundial de quinua en el 2014 al lograr 104.000 toneladas, superando a Bolivia, y nuestras ventas el año pasado han superado los US$187 millones, mientras el vecino del sur llegó a US$153 millones”, sostuvo.

CIFRAS OPUESTAS

Conversamos por teléfono con el personal de prensa del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, el equivalente altiplánico del Minagri, el jueves al mediodía. Ahí nos derivaron al Viceministerio de Comercio Interno y Exportaciones del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, donde nos informaron que la data oficial de exportaciones la maneja el (INE), el equivalente al INEI peruano. 

Aunque no logramos que nos declare ninguna fuente del INE, los datos publicados en su página web contradecían claramente lo dicho por el ministro de Agricultura y Riego peruano.

Solo hasta noviembre, el valor FOB de las exportaciones de quinua de Bolivia sumaban US$184,3 millones y las ventas al exterior promedio mensuales eran de US$16 millones. Una proyección sencilla mostraba no solo que la realidad estaba lejos de los US$153 millones que mencionaba el ministro Benites, sino que el cierre debía estar cerca de US$200 millones y, por lo tanto, aún por encima de los US$187 millones que había exportado el Perú.  

Marco Vinelli, director general de Negocios Agrarios del Minagri peruano, declaró a El Comercio el jueves por la tarde que las cifras dadas por Juan Manuel Benites habían sido tomadas de una compañía dedicada a proveer productos de inteligencia comercial basada en la información de comercio exterior de múltiples países.

"No buscamos un enfrentamiento con Bolivia, sino mostrar los resultados del esfuerzo que hemos venido haciendo para incrementar la producción y las exportaciones de quinua peruanas. Estamos muy satisfechos con los resultados", dijo Vinelli en una conversación  telefónica con El Comercio el jueves por la tarde. 

Incluso, el Minagri el viernes nos envió cuadros en los que se veía claramente que el Perú, por fin, estaba ocupando lo más alto del podio de las exportaciones del cereal que ya ha conquistado las mesas del mundo y que se ha convertido en un alimento casi de culto en un contexto en el que cada vez más personas del primer mundo invierten en cuidar su alimentación. 

¿AÑO INCORRECTO?

Sin embargo, ese mismo día por la tarde, el Instituto Nacional de Estadística de Bolivia , tal vez advertido por los ministerios a los que contactamos, contradiciendo categóricamente a Benites y calificando sus declaraciones de inexactas. 

Es más, el pronunciamiento del INE señala que los US$153 millones que mencionó el ministro peruano como el total de las exportaciones de quinua de Bolivia corresponderían, más bien, al cierre del 2013. 

"El 15 de enero, el INE publicó las cifras de las exportaciones de Bolivia de la gestión 2013 que muestran que las exportaciones de quinua fueron de 153,26 millones de dólares. No obstante, para 2014, las ventas del grano andino boliviano alcanzaron 196,64 millones de dólares. La institución estadística señaló que si las cifras de las exportaciones del Perú, para el año 2014, proporcionadas por el Ministro de Agricultura y Riego, son correctas (187 millones de dólares), Bolivia, durante esa gestión, superó al Perú en el valor de exportaciones en 9,6 millones de dólares". 

Vale anotar que ambos países están trabajando con cifras preliminares, por lo que la fotografía podría variar. Sin embargo, lo que queda claro es que la competencia por el liderazgo en las exportaciones de quinua es una batalla de largo aliento y no aporta mucho al resultado que el gobierno peruano cante victoria cuando el partido aún no está definido. 

TAGS RELACIONADOS