Hay optimismo en torno a la recuperación de la Bolsa de Valores de Lima. (Foto: El Comercio)
Hay optimismo en torno a la recuperación de la Bolsa de Valores de Lima. (Foto: El Comercio)
Redacción EC

La Bolsa de Valores de Lima () viene dando signos de recuperación tras la fuerte caída por la pandemia. Aunque a la fecha se viene operando al -15,99% en el índice general, se estima una recuperación de entre 10% y 13%, según estimaciones de Credicorp Capital Bolsa.

MIRA: Comisión del Congreso aprueba retiro de hasta el 100% de aportes a ONP para no activos por 12 meses

Jorge Ramos, gerente general de BBVA Sociedad Agente de Bolsa, explica que a nivel mundial las bolsas se han recuperado luego del peor momento del mercado bursátil a fines de marzo. La bolsa china, por ejemplo, ya está al nivel de antes de la caída. La bolsa de Estados Unidos, según S&P 500, ya está a un 90% de recuperación, y Europa entre el 50% y 70%.

Latinoamérica solo ha recuperado un 40% desde el punto más bajo del año. Esto se debe a que todavía estamos en un proceso de reinicio de operaciones y continúan los altos niveles de contagio.

“Un punto a favor para Perú específicamente, es que nuestra bolsa es casi 50% minera y depende mucho de la recuperación de los países desarrollados, explica Ramos.

Esto es positivo en tanto nuestro principal socio comercial es China en compra de minerales. Además, el oro no solo viene recuperando todo lo perdido, sino que está incluso por encima, el cobre ya recuperó toda la caída, y la plata también muestra un desempeño positivo.

“Eso se va a empezar a reflejar en el sector minero y eso va a generar un efecto importante en el resto de sectores de la economía. Las proyecciones, bajo el punto de vista de demanda externa son buenas”, refirió el ejecutivo de BBVA.

La otra mitad del que depende el desempeño de nuestro mercado bursátil es la demanda interna, todavía con algunas metas que cumplir, como que se controle la pandemia, y no vuelva a haber un cierre de la economía. Además del tema político, de cara a las elecciones del próximo año.

“Sí hemos visto una tendencia alcista del mercado desde finales de marzo en los principales indicadores de la BVL. Nosotros no queremos dar una proyección de la bolsa, porque hay demasiadas variables en juego. No quisiéramos dar un mal guidance al inversionista cuando pueden pasar muchas cosas en el día a día”, añadió Ramos.

Pero si se trata de plantear un escenario, indicó que sería uno optimista. Probablemente si la pandemia se controla localmente y el escenario político se mantiene sin mucho ruido, podría generarse un crecimiento importante, porque hay muchas empresas que dependen del precio de las materias primas y ese precio ya está recuperado a niveles prepandemia.

Para Alberto Arispe, gerente general de Kallpa SAB, la subida de los precios de las acciones que cotizan en la bolsa peruana depende principalmente del crecimiento económico que haya en el Perú y también dependen del precio de los metales como el cobre, zinc y oro.

“Lo que va a ser determinante es el precio del cobre, ya que ayuda mucho a las exportaciones y a la inversión privada en minería, que es la que mueve el PBI. Si el precio del cobre sube, la recesión de este año puede ser menor, y la recuperación del próximo año puede ser mayor”, manifestó Arispe.

Al ser consultado sobre una proyección a fin de año, el gerente de Kallpa indicó que es totalmente incierto. Pero que para cerrar el año en azul, tendría que subir mucho el precio del cobre. “Ahora está en US$ 2,90 la libra, si llega a estar por encima del US$ 3,20 podría hacer que la bolsa peruana tenga una corrida muy fuerte”.

En tanto, Fernando López, head de mesa de trading de Diviso SAP, indicó que el mercado peruano “ha tenido bastante seguimiento de lo que ha pasado en el exterior, sin embargo tenemos todavía muchas empresas a nivel Perú rezagadas teniendo todavía un target de apreciación bastante importante, lo que nos daría para crecer entre un 7% a 12%”.

López también resaltó la importancia del precio del cobre para que las empresas mineras tengan un último empuje. Del mismo modo, con la reactivación hay muchas industrias que ya están recuperando y eso podría tener una implicancia positiva en el mercado.

CAPITAL EXTRANJERO

Los niveles macroeconómicos son buenos, y el Perú se encuentra con el riesgo-país más bajo de la región y es por eso que nos están mirando de afuera bastante bien, comentó Ramos del BBVA SAB.

“Eso se refleja por la tasa de interés de los bonos del gobierno peruano, justamente los inversionistas extranjeros están exigiendo una tasa no tan alta como en el resto de economías de la región. Claramente podemos ver el apetito extranjero por Perú”, apuntó.

Añadió también que se han dado incluso mayores flujos, por parte de inversionistas extranjeros en bonos peruanos, y esto ya debería reflejarse en acciones. “Esa es la pata que está faltando también para que el mercado empiece a moverse, que ya venga un flujo mayor a acciones, lo que ya está ocurriendo en bonos”, agregó.

Y si bien hay proyecciones de caídas del PBI de más del 10% para este año, también se habla de un rebote fuerte en el 2021, de más del 9%, que es muy por encima de la región.

Fernando López, de Diviso, puntualizó que la inversión extranjera llega por los grandes estímulos que han tenido los bancos centrales a nivel global y en el Perú. “Ese espaldarazo que le muestra la política monetaria a nuestra economía trae mayor confianza, y es percibido inversionistas globales”.

EL PAPEL DEL SECTOR RETAIL

Ramos comentó que actualmente el flujo de negociación más importante localmente se está dando a través de inversionistas institucionales locales y a través de retail local, que ha participado bastante en la bolsa de una manera mayor que lo hacía antes del COVID-19.

Explicó que esto se debe probablemente a que mucha gente, al no poder generar ingresos en su actividad principal, ha buscado otras alternativas de inversión y una de ellas ha sido la bolsa. “Y este mercado no ha parado, porque tiene que seguir para garantizar el flujo de capitales”, indicó.

Este incremento de la participación del retail no solo ha pasado en Perú, sino en todo el mundo. Hay un efecto importante, por ejemplo, en Estados Unidos, donde el sector retail ha incrementado su participación en el mercado bursátil de ese país.

TE PUEDE INTERESAR