¿Puede un caballo descubrir a un líder?
¿Puede un caballo descubrir a un líder?

Dicen que los son los animales más sensitivos que existen en el mundo. Es esa cualidad que les permite reflejar la conducta de las personas que las manejan, por lo que los deben tener un don de mando y un talante a prueba de truenos si pretenden liderarlos. Pero más aún, dicen que los caballos tienen la habilidad de comunicación con sus amos, con los cuales entienden que en el momento de compartir distancias deben comportarse como uno solo.

Sigue a Portafolio también en 

Estas cualidades son las que habrían motivado que hoy se desarrollen cursos de entrenamiento de líderes a través de caballos. La técnica inicialmente se desarrolló en Alemania y Estados Unidos a través de la EAHAE Horse Assisted Education y hoy ya se está replicando en varios países. En el Perú lo está desarrollando EPONA Perú. Su gerenta general, Norma Loayza, señala que el caballo permite reflejar los verdaderos estados emocionales de las personas.

“El caballo es como el  ‘feed back’ de lo que la persona está pasando en ese momento es prácticamente sus espejo”, señala.

La persona que participa del no monta el caballo, pero sí interactua con él a través de una serie de ejercicio pie a tierra. A través de los juegos ve su tipo de , dónde se siente mejor, los niveles de comunicación que usa, y también, a través de otros juegos, qué tanto trabaja colaborativamente con el resto.

“El caballo es un reflejo, si la persona está  en un estado incoherente, y dice que está bien, mientras su cuerpo demuestra que no está contenta con esa situación, el caballo registra esta incoherencia, por los niveles de comunicación”, señala.
Usualmente el acercarse a un caballo requiere de un estado coherente. Según Loayza, debe ser una comunicación real, concreta y honesta. Si se demuestra incoherencia el caballo no suele acercarse. El ejercicio de liderazgo lleva a que la persona deba estar 100% convencida de lo que quiere hacer, graficar un estado de seguridad y expresarlo al caballo para que el animal puede seguir los deseos de la persona. “Para que esto suceda debes hacer sentir tus deseos de liderazgo”, indica la especialista.

Pero el ejercicio no es solo para personas que deseen manejar grupos, también es para aquellas que quieran afianzar sus decisiones. “Todos  los seres humanos lideramos de una u otra manera algo”, indica.

Además este entrenamiento enseña a practicar humildad. Muchas personas suelen ingresar al “coaching con caballos” dudando sobre qué es lo que pueden aprender de estos animales y al final salen convencidos que se puede aprender “todo de todos” y a utilizar esos recursos de la mejor manera descubriendo su talento, demostrarlo y sobre todo trabajar en equipo.