“No podemos pasar por alto la pobreza y la miseria en la que viven muchos peruanos". (Foto: GEC)
“No podemos pasar por alto la pobreza y la miseria en la que viven muchos peruanos". (Foto: GEC)
Redacción EC

A la par de potenciar el crecimiento de las empresas peruanas, es necesario realizar un conjunto de actividades para que esto camine junto al desarrollo social. En ese sentido, el CEO de , Alfredo Pérez, destacó en la 57° edición de la que el desarrollo económico sin desarrollo social no es sostenible.

“Se espera que aportemos a una sociedad más justa para los peruanos. Pensar en que lo económico es suficiente es un grave error, así como creer que la responsabilidad social es solo del Estado”, subrayó.

Sobre este punto coincidió Rosario Bazán, CEO de Danper, quien enfatizó que las empresas privadas responsables tienen el desafío de conectar sus resultados económicos con el progreso social.

“No podemos pasar por alto la pobreza y la miseria en la que viven muchos peruanos. El no conectarnos con nuestra realidad nos va a pasar la factura”, expresó. “Al ingrediente de productividad y competitividad que hemos venido logrando, nos falta añadir el ingrediente de la paz social”.

Ambos empresarios resaltaron también que, aunque es eficiente recortar gastos, resulta un mayor beneficio invertir en talento. En línea con ello, consideraron que no se puede avanzar si el crecimiento no alcanza tanto a los colaboradores como a los consumidores.

“La paz social se dará únicamente en la medida que seamos capaces como empresas privadas de dar un trato justo a nuestros trabajadores y promover la productividad y competitividad [entre ellos] y sus familiares”, manifestó Bazán.

Finalmente, el proceso de adaptación a las exigencias que se demandan en la era digital es uno de los desafíos pendientes para las compañías. “La transformación digital ha sido un gran aprendizaje. En las empresas de consumo también nos hemos visto afectados por el mundo digital, pero en menor medida que en los retails o la banca", resaltó Pérez.