Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Perú

Causas y consecuencias de una guerra comercial, por José Larrabure

“Si bien este escenario extremo aún es poco probable, los peruanos tenemos que estar atentos”, afirma el gerente de la División de Inversiones de AFP Prima

Donald Trump

(Foto: AP)

En las últimas semanas hemos sido testigos de diversas declaraciones y tuits por parte de Donald Trump, relacionados a la imposición de aranceles a distintos productos importados desde China y otros de sus principales socios comerciales.

En la mayoría de casos los países afectados han reaccionado con represalias similares temiéndose una escalada hacia una guerra comercial de grandes magnitudes. Esto, por supuesto, ha generado temor y reacciones entre los inversionistas y mercados de tasas, monedas y acciones.

¿Pero qué motiva a Trump a tomar esta postura? Una posibilidad es que considere que el déficit comercial de Estados Unidos (EE.UU.) se debe a que sus principales socios comerciales tienen malas prácticas de comercio, y aquí acusa directamente a China de no respetar los derechos de propiedad intelectual o de manipular su moneda para mantenerla artificialmente barata con relación al dólar.

Otro argumento sería que los acuerdos bilaterales o multilaterales de comercio firmados por su país han sido cerrados en condiciones desventajosas para EE.UU., siendo el TLCAN el caso más resaltante.

Por último, tenemos las motivaciones de índole político, ya que una de sus principales promesas de campaña fue recuperar los puestos de trabajo que se perdieron a raíz de que mucha de la producción migró hacia otros países como consecuencia de estos tratados, compromiso que buscará honrar con miras a las elecciones legislativas de noviembre.

Lo que no queda claro es si todas estas amenazas son parte de una estrategia de negociación o si realmente está decidido a avanzar, a pesar de las consecuencias negativas contra su propia economía.Con los mercados interiorizando la probabilidad de una guerra comercial, el principal impacto se daría a nivel de comercio exterior, afectando el crecimiento del mundo y en especial el de los países directamente vinculados.

Economías más abiertas y dependientes de sus exportaciones –como China, Europa y Japón– verían afectado su crecimiento en los próximos años. Los países emergentes, entre ellos el Perú, que dependen significativamente del comercio internacional, serían fuertemente golpeados.

Como consecuencia podríamos ver al dólar fortaleciéndose contra la mayoría de monedas emergentes y a todas las bolsas del mundo cayendo ante las menores expectativas de crecimiento. Un segundo impacto relevante vendría por el lado inflacionario, ya que los mayores aranceles afectarían al alza los precios de los productos gravados.

En este caso el país más afectado debería ser EE.UU., y aunque un aumento en las expectativas inflacionarias debería generar un incremento en las tasas, lo más probable es que la FED asuma que este incremento será un movimiento puntual y más bien relaje su política monetaria respondiendo a un menor crecimiento futuro, que traería tasas más bajas.

Si bien este escenario extremo aún es poco probable, los peruanos tenemos que estar atentos, ya que de concretarse, tendría un gran impacto sobre el crecimiento esperado de nuestra economía, una caída en los precios de nuestros principales productos de exportación por un menor crecimiento en China, una caída en las acciones locales y una depreciación del sol con respecto al dólar.

Tags Relacionados:

Donald Trump

Guerra comercial


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada