Citibank: “El Perú podría crecer entre 3,5% y 4% en el 2017”
Citibank: “El Perú podría crecer entre 3,5% y 4% en el 2017”

A pesar de que el panorama económico se desacelera en la región, Munir Jalil, jefe de Estudios Económicos de la región de Citibank, mantiene la mirada optimista sobre el Perú. Resalta que la economía peruana mantuvo su salud durante los últimos años de desaceleración en Latinoamérica y confía en que la solidez fiscal del país aguantará los golpes que arremeta el destape de corrupción de Odebrecht.

—Cómo ve la salud de la economía peruana con respecto a sus pares en la región.
Estructuralmente, en Latinoamérica la hemos venido pasando complicado por la caída de los términos de intercambio. Nuestros ingresos y los del resto del mundo se vieron disminuidos y de alguna forma tuvimos que ajustarnos a esa realidad. Como humanos, la primera reacción es creer que el impacto es temporal y que no va a durar por siempre, y en ese sentido muchos países optaron por manejar esta caída en los ingresos creyendo que iba a ser temporal, lo que significaba un poco más de endeudamiento. 
En este contexto, hubo países como el Perú que venía con una estructura fiscal bastante sólida que le dio inclusive la capacidad de tomar decisiones y de hacer política de gasto contracíclico. 

—Los analistas están revisando las cifras de crecimiento del Perú a la baja. ¿Cómo lo ven ustedes? 
Estamos ante una perspectiva donde el Perú va a haber crecido entre 3,7% y 3,8% en el 2016 y en el 2017 podría estar creciendo en un rango entre 3,5% y 4%. Hoy existen razones que nos  llevan a pensar que se puedan dar retrasos asociados a los proyectos de infraestructura. Este año era muy importante que se generara una reactivación en ese rubro y para eso se contaba con la gran cantidad de proyectos que ya estaban aprobados y listos para arrancar. Esta expectativa de retrasos no solo la vemos en el Perú sino en toda la región. Esto a raíz de los casos de corrupción que se destaparon en EE.UU. sobre la empresa Odebrecht.

—Cuando entró el nuevo gobierno, las expectativas empresariales subieron. Ahora vemos una tendencia a la baja.
Esto es normal, es el ciclo político.

—En ese sentido, ¿cómo ve los “espíritus animales” de los empresarios peruanos para el 2017?
Eso va a depender mucho de los distintos sectores económicos. Si estamos hablando de sectores orientados a la exportación, no hay nada que puedas hacer a nivel local salvo generarte condiciones como, por ejemplo, la rebaja de impuestos. Pero en realidad es el contexto externo lo que les va a dar ánimos o la fortaleza en materia cambiaria. 

—¿Cómo ve el comportamiento del consumo en el país?
En lo doméstico la estructura del mercado de consumo no viene tan mal, se ha mantenido teniendo en cuenta la magnitud del choque que sufrimos. No significa que estamos en el mejor de los mundos, pero entendamos que se perdió ingreso y aun así la gente está comprando. El golpe ha sido más por el lado de la inversión y ahí, ¿quién es el que invierte? No es el hogar. Las inversiones son de los empresarios, por lo que es vital que se mantenga esa buena dinámica del empresariado para que las inversiones se vuelvan realidad.