En ausencia de una reforma laboral que ayude a reducir los niveles de informalidad, es poco lo que se podrá conseguir en el campo de la protección social. (Foto: Oscar Roca/El Comercio)
En ausencia de una reforma laboral que ayude a reducir los niveles de informalidad, es poco lo que se podrá conseguir en el campo de la protección social. (Foto: Oscar Roca/El Comercio)
Redacción EC

El iniciará en enero el debate sobre las propuestas que busca realizar en materia laboral para ser incluidas en la Política Nacional de Competitividad y Productividad ().

En resultado de este debate en el capítulo laboral será enviado al Presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, con copia al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y al Consejo Nacional de Competitividad y Formalización.

Así, de modo consensuado, el 9 de enero los empresarios, trabajadores y los representantes del Ejecutivo iniciarán el análisis de estos temas, esperando que su informe sea considerado en la formulación final de la PNCP.

El cónclave, que estuvo encabezado por el ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, Christian Sánchez, y que contó con la presencia del titular de la Confiep, Roque Benavides, de representantes de las principales centrales sindicales del país, y del Director de la Oficina de la OIT para los Países Andinos, Philippe Vanhuynegem, también acordó por unanimidad el informe final del grupo de trabajo que revisaba los temas de seguridad social (EsSalud).

Durante este debate se aclaró que los puntos donde no hubo consenso sean remitidos a la comisión técnica para su evaluación y eventual consenso, teniendo como plazo máximo el 10 de enero de 2019.

EL DATO
El CNT está integrado por los gremios empresariales, las centrales sindicales como la CUT, CATP y la CGTP, y el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).