María Isabel León, presidente de Confiep (Foto: Difusión)
María Isabel León, presidente de Confiep (Foto: Difusión)
Redacción EC

La rechazó la decisión del presidente Martín Vizcarra de disolver constitucionalmente el , tras tomar como denegada la cuestión de confianza presentada horas antes por el premier Salvador Del Solar.

“A primera impresión, este acto excede el marco de la Constitución. No estamos de acuerdo. No es la fórmula que manda la Constitución. Hay que respetar los fueros de la Constitución”, declaró a este diario la presidenta del gremio, María Isabel León.

“Las cuestiones de confianza se tienen que denegar para que se den por denegadas, uno no puede interpretarlo de manera fáctica, sino de manera objetiva”, añadió.

Para la titular de la Confiep el presidente Vizcarra se apresuró” al anunciar la disolución del Parlamento, pues momentos antes el fuero ya había aprobado la cuestión de confianza.

Sobre las demoras y el nombramiento del primer miembro del Tribunal Constitucional (TC), Gonzalo Ortiz de Zevallos, León señaló que “el Congreso de la República tenía una agenda prevista, temas que tratar en su sesión ordinaria, y hay que respetar que esto ya estaba en curso”.

Nueva revisión

Para el gremio, esta situación generará una mayor inestabilidad económica en el país y obligará al Banco Central de Reserva del Perú (BCR) a revisar nuevamente su proyección de crecimiento del PBI para el país, actualmente ubicada en 2.7% para fin de año.

“Pongo en duda el crecimiento, incluso la reprogramación que ha hecho el BCR. Si el primer semestre hemos crecido 1.7%, para poder llegar a un 2.7% tendríamos que crecer un 5% (en el segundo semestre), y esto es absolutamente imposible por lo que sucede en el país. Creo que al final el BCR va a terminar haciéndolo (corregir nuevamente su previsión)”, apuntó.

“Si nos acordamos de lo que sucedió en la década del 90, cuando hubo una situación similar y se cerró el Congreso, ya vemos cuáles son las consecuencias que tuvo ese actuar”, advirtió León.

Además, indicó que el empresariado se mostrará más cauto y tomará “precauciones” mientras se resuelve la crisis.

“Eso va a suceder necesariamente en la economía, en la micro, pequeña, la grande. Todos los emprendedores van a estar alertas para ver qué cosa va a suceder en nuestro país”, puntualizó.