Supermercados aportaron un 60% en el crecimiento de las compras por el canal moderno.
Supermercados aportaron un 60% en el crecimiento de las compras por el canal moderno.
Nicolás Castillo

El menor crecimiento de la economía peruana registrado en el segundo trimestre del año, que implicó su menor avance en 10 años, estuvo explicada sobre todo por la desaceleración del consumo privado, según las cifras reportadas por el Banco Central de Reserva (BCR).

De acuerdo con la autoridad monetaria, el consumo privado creció en 2,5% en el segundo trimestre de este año frente a similar periodo del 2018. Con ello el indicador de demanda de las familias y empresas creció a su nivel más bajo en más de dos años, cuando en el primer trimestre del 2017 avanzó 2,24%.

IPE: Consumo privado impulsaría el crecimiento económico en el 2019¿Cuánto podría crecer la economía peruana este año?

FACTORES

​El menor crecimiento del consumo privado estuvo asociado al deterioro de las confianza de los consumidores. A decir de Luis Eduardo Falen, jefe de Macroeconomía del área de Estrategia y Análisis de Inteligo, la dificultad de las personas para encontrar trabajo incidió en sus decisiones de consumo.

De acuerdo con el economista, en el segundo trimestre el Índice de Confianza del Consumidor de Apoyo Consultoría e Ipsos (Indicca) reportó que el 51% de las familias percibe dificultades para conseguir empleo, la participación más alta en más de nueve años.​

"Con esta percepción para encontrar empleo se venía una desaceleración del consumo", sostuvo.

Para Hugo Perea, economista jefe para Perú del BBVA Research, el débil crecimiento del consumo privado refleja la desaceleración experimentada por el empleo formal, que paso de crecer a una tasa promedio de 2,8% en el primer trimestre a 1,8% en el segundo trimestre, según el BCR.

"El menor ritmo de crecimiento del consumo [privado] está en línea con una desaceleración de la creación de empleo formal que hemos visto en los últimos meses; así como con una confianza del consumidor que se encuentra pesimista", sostuvo Perea.

Falen añadió que la desaceleración del empleo también obedeció al deterioró la confianza de las empresas para contratar personal. En el segundo trimestre, este índice de contratación del SAE de Apoyo Consultoría llegó a menos 5 puntos, luego que en el primer trimestre había marcado los 20 puntos.

Por su parte, el índice empresarial de contratación de personal a tres meses de la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas del BCR se mantuvo, en promedio, en el tramo pesimista durante el segundo trimestre.

"Hay una menor generación de empleo porque la inversión no minera está creciendo a un ritmo bajo", agregó Perea.

INVERSIÓN PRIVADA

​Según el banco central, la inversión privada registró un incremento de 5,1% en el segundo trimestre. Falen comentó que esto habría obedecido sobre todo a la expansión de la inversión minera, así como a las expectativas empresariales favorables registradas en el primer trimestre del año. Según el Ministerio de Energía y Minas (Minem), la inversión minera creció en 17%, entre abril y junio.

Falen explicó que el deterioro observado en las expectativas de los empresarios en el segundo trimestre del año no se reflejaron en los resultados el resultado del periodo por el rezago que existe en este indicador.

Por ello, Falen indicó que el deterioro recién tendrían impacto en los resultados de la inversión privada del tercer trimestre. "El crecimiento de la inversión privada del segundo trimestre será el más alto del año".

También la autoridad monetaria reportó que la inversión pública creció en 6,1%, en tanto que el consumo público creció en 1,7%. Estos resultados junto al crecimiento del consumo e inversión privada llevaron a que la demanda interna creciera en 2%.

EXPORTACIONES

​Por su parte, las exportaciones cayeron en 2,9%, en tanto las importaciones aumentaron en apenas 0,2%.

A decir de Falen, el débil desempeño de las importaciones estuvo asociada a la desaceleración del consumo privado, mientras que la caída de las exportaciones obedeció al deterioro económico de nuestros socios comerciales y la guerra comercial.