La única entidad que puede investigar actos de especulación de precios es el Ministerio Público, indicó Indecopi. (Foto: GEC)
La única entidad que puede investigar actos de especulación de precios es el Ministerio Público, indicó Indecopi. (Foto: GEC)
Redacción EC

Indecopi alerta a la población sobre avisos falsos que vienen circulando, los cuales toman el nombre, logo y números telefónicos de dicha institución, solicitando a la ciudadanía denunciar a los comerciantes que lucren con los precios de los productos de primera necesidad, ante la entidad en mención. Esto en un contexto donde el Perú se encuentra en un estado de aislamiento social obligatorio, a fin de contener la propagación masiva del coronavirus.

La entidad sostuvo que no están facultados para fiscalizar ni sancionar el acaparamiento, ocultamiento, ni la especulación de precios de los productos de primera necesidad, por lo que, solo el Ministerio Público puede investigar dichos actos.

“El Indecopi y la Policía Nacional del Perú se encuentran investigando la difusión de estos avisos, que no solo confunden a la ciudadanía con información falsa”, señalaron.

Además, exhortaron a los consumidores a mantener la calma frente a la emergencia sanitaria declarada por el coronavirus, a fin de no propiciar el desabastecimiento de productos alimentarios, sanitarios y medicamentos, al momento de realizar sus compras, pues ante dicho escenario se producirá un alza de precios perjudicial para todos.

“Indecopi hace un llamado a los proveedores para que implementen medidas, a fin de garantizar el abastecimiento y acceso de productos, sugiriendo establecer cantidades máximas de productos por consumidor, como ya lo han venido aplicando algunos establecimientos”.

Finalmente, la entidad manifestó que las líneas telefónicas del Centro de Mejor Atención al Ciudadano (MAC) Arequipa y del Indecopi (01-224 7777 para Lima y 0-800-4-4040 gratuito para regiones) solo están atendiendo consultas y orientaciones en el ámbito de sus competencias, las cuales no corresponden al acaparamiento u ocultamiento de productos, ni tampoco la especulación de precios.