“Existe desde la perspectiva penal el delito de la especulación y este debe ser enmarcado e implementado con una norma de orden administrativa", refirió Zeballos. (Foto: GEC)
“Existe desde la perspectiva penal el delito de la especulación y este debe ser enmarcado e implementado con una norma de orden administrativa", refirió Zeballos. (Foto: GEC)

El presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, anunció este sábado que el Ministerio de Agricultura y Riego () estaría preparando una norma para el “control” de precios de los productos de la canasta básica, ante las denuncias de especulación que se produjo esta semana en los mercados minoristas.

“El día de hoy, en instancias del Minagri, esta norma se está proponiendo (...) Esta norma lo que hará es identificar qué productos deben estar bajo un, por llamarlo de alguna forma, control”, refirió hoy Zeballos en entrevista con RPP.

El primer ministro aseguró que esta norma se aplicará en el marco de lo que “no pueda estar leyéndose como intervención en el mercado”. “Aquí lo que tenemos que garantizar y desprender (de la especulación) es la canasta familiar”, agregó.

El titular de la PCM explicó que la nueva ley complementaría a la norma penal que sanciona la especulación de precios.

“Existe desde la perspectiva penal el delito de la especulación y este debe ser enmarcado e implementado con una norma de orden administrativa (...) Será una norma que complemente la aplicación de la norma penal”, dijo.

Tras el inicio de la declaratoria de emergencia para contener la propagación del coronavirus (COVID-19), diversos mercados elevaron los precios de alimentos como el pollo y el limón. Este último llegó a costar hasta S/ 10 el kilo, mientras que en los mercados mayoristas se mantuvo a S/ 3.

La tendencia al alza en el precio del limón por algunos días se dio ante un menor ingreso del cítrico, producto de una ralentización de los envíos desde las provincias productoras.

Vicente Zeballos afirmó que los precios ya se han estabilizado puesto que hoy han ingresado aproximadamente 7,000 toneladas de alimentos a Santa Anita y 2,660 toneladas de frutas.