El nivel de solarización de la cartera crediticia se situó en 66.97% en junio, según Asbanc. (Foto: USI)
El nivel de solarización de la cartera crediticia se situó en 66.97% en junio, según Asbanc. (Foto: USI)
Redacción EC

Los créditos otorgados por la banca privada sumaron 256 mil 340 millones de soles al cierre del primer semestre del 2018, monto que se tradujo en un incremento de 9.46% frente a lo reportado a junio del 2017, informó la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc).

La tasa alcanzada fue el crecimiento más alto desde noviembre del 2015. Además, con el resultado el crédito sumó 12 meses de crecimiento continuo.

Asbanc indicó que los créditos en moneda nacional totalizaron 171.679 millones al término del primer semestre, cifra superior en 1.194 millones (0,7 %) respecto a mayo pasado y en 13.839 millones (8,77 %) en comparación con junio del 2017.

Del mismo modo, el saldo del financiamiento en dólares llegó a 25.875 millones en el mes de análisis, y de esta manera anotó un crecimiento de 56 millones (0,22 %) a tasa mensual; en tanto que en los últimos doce meses el avance fue de 2.541 millones (10,89%).

El gremio bancario dijo, además, que los nuevos créditos entregados entre enero y junio del 2018 ascendieron a S/116.946 millones, cifra mayor en 6,49 % respecto a similar periodo del 2017.

Dicho incremento fue impulsado por el significativo avance del monto de los nuevos préstamos hipotecarios (44,36 %), de consumo (17,97 %) y empresariales (3,15 %).

Por su parte, el monto de los nuevos créditos en dólares creció 2,72 % hasta 51.052 millones durante los primeros seis meses del presente año, apuntalado por el aumento del monto de los nuevos créditos de consumo (14,16 %) y empresariales (2,76 %).

Aunque fue parcialmente compensada por la caída en el monto del financiamiento hipotecario (-17,38 %).

Solarización

Asbanc dijo que el nivel de solarización de la cartera crediticia reportó en junio un aumento de 0,11 puntos porcentuales respecto al mes anterior, al situarse en 66,97%.

No obstante, a tasa anual, dicho indicador registró una caída de 0,55 puntos porcentuales.

Cabe señalar que el referido índice ha mostrado una relativa estabilidad en los últimos años.

Sin embargo, se ha situado muy por encima de los niveles del 30 % a 40 % vistos a comienzos de esta década, lo que le da mayor fortaleza al sistema financiero frente a periodos de alta volatilidad cambiaria.