Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Perú

Cumbre de las Américas: “La corrupción es como el tango”

En el marco del escándalo de Lava Jato, la transparencia de las intuiciones y las empresas privadas se ha vuelto vital para lograr el desarrollo de América Latina

Cumbre

(Foto: Cumbre de las Américas)

Cumbre de las Américas

La corrupción genera costos adicionales en el financiamiento y las transacciones. En promedio, la corrupción reduce la inversión en un 5% y aumenta los costos de hacer negocios en un 10%.

Además, estudios han demostrado que la falta de transparencia e integridad pueden afectar la productividad, el crecimiento económico y el volumen, y tipo de inversiones que reciben los países. En el marco del escándalo de Odebrecht, la transparencia es uno de los principales desafíos que enfrenta actualmente América Latina. Este fue el tema del primer panel del segundo día de la Cumbre Empresarial de las Américas.

“La corrupción es como el tango, se necesitan dos para bailar”, recordó Delia Ferreira, presidenta de Transparencia Internacional de Argentina. Además, resaltó que de haber compromisos reales con respecto a la lucha contra la corrupción, no sería necesario el cambio en en el marco regulatorio de cada país. 

“Me queda claro que los políticos, presidentes y gerentes generales tienen claro que es corrupción, pero no tienen claro qué significa la palabra compromiso. Ya tenemos las auditorías y las leyes. Ahora tenemos que aplicar esto y transformarlo en una realidad”, agregó la funcionaria.

Por su lado, Jorge Londoño, junta directra de la Organización colombiana Corona, recordó también que el hecho de que hayan personas corruptas no significa que las empresas o las entidades gubernamentales lo sean. Sin embargo, siendo la corrupción un problema latente, indicó que existe mucho valor por recuperar, pues el tema va más allá de “ahorrarse la coima”.

“El sistema en general crea más valor si es transparente. La gestión de riesgo era inexistente hace una década, pero hoy sí y hay que aplicarla”, indicó.

Por ello, es de vital importancia modernizar, sobre todo, las instituciones gubernamentales, que en muchos países de la región todavía cuentan con sistemas de los años setenta.

En esa línea, Beth Simone Noveck, directora de Governance LAB, indicó que el uso de las nuevas tecnologías como el ‘big data’ o el ‘blockchain’ no sólo ayudarán a mejorar la transparencia sino también a generar eficiencias entre las empresas públicas y las privadas.

“Estonia, por ejemplo, está trasladando el ‘blockchain’ a todo su aparato gubernamental, comenzaron con salud. El desafío es que todo tiene que ver con la contabilidad”, detalló. Sin embargo, resaltó también que más importante que las tecnologías, es el uso que se les da, pues deben ser utilizadas para transparentar la corrupción.

PROPUESTAS
Entre las propuestas concretas mencionadas durante la conversación, se mencionó la necesidad de contar con oficinas anti-corrupción lideradas por un profesional independiente.

“Chile tiene una ley de fideicomiso ciego para presidentes, por ejemplo. Pero hay algunos presidentes que lo hacen voluntariamente en otros países, pero no declaran todos sus activos o el fidecomisiario es alguien del partido del presidente”, mencionó Ferreira.

Eduardo Engel, director de Espacio Público y profesor de Economía de la Universidad de Chile, por su lado, aseguró que para no tener más negociaciones contratos se deben cambiar los incentivos de los marcos constitucionales.

Así, resaltó que existen países que cuentan con un panel autónomo independiente que tiene como objetivo visar los cambios contractuales, asegurando que no se modifiquen los contratos originales.

“El panel independiente debe ser autónomo y tiene que fundar sus decisiones y debe tener un referente intelectual para que sientan que toman decisiones autónomas. Además, tienen que presentar sus decisiones frente a la sociedad civil, que es quien juzga”, detalló.

Asimismo, se mencionó la necesidad de que tanto las empresas como los Gobiernos cuenten con códigos de ética que impulsen la autoregulación. En ese sentido, María Clara Angarita, directora de Políticas y Relaciones Gubernamentales de Merck, aseguró que sí es posible aplicarla, pero se debe seguir de cerca su ejecución.

CASO ODEBRECHT
Sobre el caso que ha removido toda América Latina, Ferreira resaltó la necesidad de transparentar información y no de prohibir ciertas prácticas.

Así, consideró imperativo controlar los gastos y ser transparentes con el costo de las campañas presidenciales.

“ A veces hacemos cosas sencillas, como seguir al candidato: a dónde llegó, de qué avión se bajó, cuánto regaló. Eso lo contrastamos a los organismos de control para saber de dónde sacó ese dinero. A veces las respuesta es ‘nos lo dieron gratis’. A veces los asesores de marketing dicen que fueron voluntarios y que no cobraron”, indicó.

A su parecer, no se debe “demonizar” el dinero privado en las campañas políticas, pues se trata de una actividad legal. Sin embargo, defendió el derecho de los electores de saber de dónde viene el dinero de los candidatos.

“Los latinoamericanos prohibimos todo, porque si decimos en una norma que está prohibido dar plata, damos por culminado el problema. Esa es la tendencia, pero es contraproducente en materia de transparencia. Cuando prohibimos no eliminamos el dinero sino que alimentamos que esos aportes sean menos controlables. Hay que tener límites, pero no prohibiciones tajantes”, finalizó Ferreira.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada