Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Perú

Lo que nos deja el Windows Messenger tras 15 años en línea

Tras su despegue en 1999, la conocida ventana de chat cerrará definitivamente el 31 de octubre. ¿Qué lecciones deja?

Lo que nos deja el Windows Messenger tras 15 años en línea

Lo que nos deja el Windows Messenger tras 15 años en línea

Hace quince años, Messenger fue concebido por Microsoft como un servicio básico de mensajería instantánea. Para el 2003, su interfase congregó a 100 millones de usuarios en todo el planeta que mantenían sus conversaciones por ese canal.

Sigue a Portafolio también en Facebook

Sin embargo, de acuerdo al diario español "El País", la aparición de otras herramientas de mensajería -GTalk, Facebook Messenger, Skype, WhatsApp, entre otras- llevó a que la popular ventana alcanzara un pico de 330 millones de usuarios para el 2009.

Ante la inminente salida de lo que fue una de las herramientas de comunicación en Internet más usada en el mundo este 31 de octubre, el medio ibérico recuerda algunas lecciones que nos dejó.

DESARROLLO DE CONEXIONES
Bajo la pregunta la pregunta "¿me das tu Messenger?" miles de personas aprendieron a conectarse con otras e iniciar relaciones que, en algunos casos, trascendieron el espacio virtual. Además, la comunicación era fluida y muy básica, emulando la conversación cara a cara.

FOTO Y TIPOS DE LETRA
La herramienta fue una de las primeras en sugerir a los usuarios una foto personal para el perfil. "Éramos una foto", señaló "El País" con nostalgia. Además, se tenía el poder de intercambiar el tipo de letra y el color para emitir nuestro "estado" entre nuestros contactos. Innegablemente, el lenguaje tradicional sufrió una revolución en lo que ahora se conoce como el lenguaje digital.

MEJORÓ USO DE LA COMPUTADORA
Formatos de fotografía y audio ingresaron a formar parte de nuestro conocimiento. Pese a su simpleza JPG y mp3 -por ejemplo- guardaban un significado importante en sus tres letras y números.

ZUMBIDOS E INTERACCIÓN
Con los conocidos "zumbidos" aprendimos a presionar a alguien por una respuesta. "Se convirtió en algo tan invasivo e irritante que solo se pudo extraer una conclusión: los chat no tenían por qué circunscribirse a un principio y un final ni requerir atención constante como si tuviéramos al interlocutor en persona", recordó el medio. 

LA RED NO TIENEN LEYES
Gracias al Messenger aprendimos a que no es necesario contestar al instante una conversación, a hacernos "invisibles" si no teníamos ganas de socializar y a marcar nuestro estado de "ausencia" por un largo periodo de tiempo para luego desactivarlo y conversar con nuestros contactos. ¿Qué otras lecciones te dejó el Messenger a ti?

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada