Crisis económica puede ponerle paños fríos a la demanda de energía eléctrica. (Foto: GEC)
Crisis económica puede ponerle paños fríos a la demanda de energía eléctrica. (Foto: GEC)
María Claudia Medina

Ante la caída más pronunciada que la ha tenido en los últimos años, muchos sectores empezarán a rediseñar sus planes tras la , y probablemente empiecen a ponerle freno a sus planes de inversión o de ampliaciones, lo que tendrá un efecto en la demanda de .

MIRA: Expectativas sobre economía a 12 meses aún se mantienen en terreno de incertidumbre: ¿A qué factores responden?

Este fenómeno se va a apreciar en todos los países porque la crisis es mundial, pero en el Perú, el sector eléctrico ya venía acumulando una sobreoferta antes de la pandemia, que también debería tomarse en cuenta para la planificación del Gobierno en el corto a mediano plazo, señala Luis Espinoza, profesor de la Maestría en Gestión de la Energía de ESAN.

“Antes de la pandemia teníamos una meta de crecimiento, hoy en día, todo eso se ha corrido como tres años. La demanda se ha desplazado tres años. A nosotros nos va a sobrar energía producto de la crisis, igual le va a sobrar a Chile porque la crisis es mundial, no va a haber los apremios que había antes. Lo que sí deberíamos es mejorar las vías de transmisión entre las ciudades”, comentó a propósito del proyecto de interconexión eléctrica con Chile, que fue mencionado por el anterior Gabinete de Ministros.

Agregó que, de ahora en adelante, los problemas a resolver en el sector eléctrico se encuentran más en la generación de energía barata, especialmente en la zona sur del país, una situación que debía de haberse resuelto con el Gasoducto del Sur y las concesiones de masificación de gas natural.

“Lo que se necesita es una generación local muy fuerte, pero tiene que ser local, no para importar energía. Nosotros tenemos la suficiente energía para producirlo y más barato, con proyectos renovables y todo”, sostuvo.

PLANIFICACIÓN Y PROYECCIONES

Por el lado de la transmisión de energía eléctrica, Carlos Mario Caro, gerente general de ISA REP, consideró que siempre se necesitarán líneas de transmisión eléctrica para la demanda de cualquier sector, y que la economía peruana puede volver a crecer en el 2021, con un efecto rebote, como lo indican varias proyecciones internacionales

“Este es un país emergente que tiene que salir adelante y la pandemia tiene que ser un trampolín para tener más inversión y generar más empleo en los siguientes años”, aseguró.

En cualquiera de los casos, precisó que el Gobierno a través del Ministerio de Energía y Minas (Minem) y ProInversión, están próximos a evaluar las necesidades en transmisión eléctrica, en un plan maestro que debería de aprobarse en el mes de diciembre y contiene los principales proyectos que se adjudicarán en los próximos cuatro años.

TE PUEDE INTERESAR