Módulos Temas Día

Más en Perú

Economía peruana crece en junio a su nivel más bajo. ¿Podrá crecer 4% a fin de año?

La producción solo creció 1,98% en junio por sorpresas negativas en sectores no primarios. El primer semestre el crecimiento fue 4,29%, pero aún es incierto alcanzar 4% en el año

Las ventas de supermercados aumentarán 9% durante el 2014

(Unidad de Análisis Económico). La primera mitad del año terminó con una sorpresa negativa en la economía peruana. Tal como habíamos anticipado con el Indicador Mensual Económico de El Comercio (Imeco), la actividad se desaceleró durante junio, pero fue un enfriamiento bastante más intenso de lo esperado.

De acuerdo con el INEI, la producción nacional creció 1,98% en el sexto mes, la cifra más baja en lo que va del 2018 y que trajo consigo sorpresas desfavorables en los sectores no primarios. A ello se sumaron los previamente conocidos datos negativos de las ramas extractivas.

La primera mitad del 2018 tuvo el efecto atípico de abril y mayo, cuyos crecimientos arriba de 6% responden a bases de comparación muy bajas en el 2017.

La primera mitad del 2018 tuvo el efecto atípico de abril y mayo, cuyos crecimientos arriba de 6% responden a bases de comparación muy bajas en el 2017.

La caída en la producción pesquera, y de minería e hidrocarburos (que también tuvo su peor mes en el año) ocasionó una baja en el dinamismo de toda la producción manufacturera, que explica 16,52% de la economía. Este sector creció a doble dígito en abril y mayo, pero en junio apenas alcanzó 1,46%. Con ello, cerró el semestre con un alza de 5,73%.

El otro sector que perdió velocidad fue el de comercio, que representa 10,18% de la actividad nacional. Su crecimiento, de 1,61%, es el más bajo desde setiembre del 2017 y es más débil que el dato semestral (2,98%).

¿SÍ SE PUEDE?
En el primer semestre la economía alcanzó un crecimiento de 4,29% que, en principio, podría hacer pensar que un crecimiento de 4% a fin de año está asegurado; tal como señalaba el BCR la semana pasada. Sin embargo, para lograr tal cifra, la actividad tendría que crecer al menos 3,6% en el segundo semestre.

Ahora bien, es importante notar que la primera mitad del 2018 tuvo el efecto atípico de abril y mayo, cuyos crecimientos arriba de 6% responden a bases de comparación muy bajas en el 2017.

En ese sentido, el segundo semestre del año pasado abre oportunidades para algunos sectores, pero complica el panorama para otros. Tal es el caso de la construcción, que se expandió 7,71% entre julio y diciembre del 2017, mientras el agro lo hizo en 5,72% y minería e hidrocarburos en 3,40%.

La manufactura y la pesca podrían tener una segunda mitad dinámica y ayudar a un mejor resultado, de producirse una segunda temporada de captura de anchoveta; algo que no hubo el año pasado y llevó a contracciones en ambas ramas.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada