Ricardo Guerra Vásquez

La inversión pública en el país registró en marzo una ejecución de S/1.620 millones, lo que significó una caída de 25,8% interanual.

Así, debido en parte a la paralización de actividades desde el 16 de marzo por la cuarentena, se cortó la tendencia de recuperación en esta actividad, luego de anotar crecimientos de 90% en enero y 38,9% en febrero.

Al respecto, Flavio Ausejo, especialista en políticas públicas de la Escuela de Gobierno de la PUCP, comentó que la inversión pública tomará una mayor relevancia de la que ya tenía, dada la dificultad que afrontarán algunos rubros para reactivarse.

“La probabilidad de reactivación económica tiene que se analizada sector por sector. Esto, porque por ejemplo tenemos sectores como el turismo en el que las probabilidades de reactivación en el corto plazo en bajísima”, mencionó.

Ausejo añadió que el Gobierno deberá priorizar las obras que demanden mayor mano de obra por sobre capital. Esto a fin de que se generen empleos y las personas cuenten con recursos para gastar.

“El componente público, si antes era importante, ahora lo es más. Importa cómo se inviertan los recursos del estado pensando en mejorar las condiciones para que gradualmente se reactive la economía”, indicó Ausejo.

IMPULSAR AL PRIVADO

Sobre las facultades legislativas que recibió el Ejecutivo para impulsar la participación del sector privado en la ejecución de proyectos públicos, Ausejo expresó que es un “anuncio positivo” porque se alinea con la idea de no romper la cadena de pagos.

Sin embargo, el especialista indicó que el reto estará en conocer la forma de trabajo en conjunto entre el ámbito privado y público.

“Se va a tener que ver cómo promover el crecimiento de los dos instrumentos de inversión: pública y privada. Tenemos, a partir del contexto, que la probabilidad de que la inversión privada se levante es baja, así como también es alta que la normalidad de cómo estaba las cosas cambien. Vamos a tener que construir una realidad nueva”, refirió.

DATO

A inicios del año, el MEF fijó metas de ejecución trimestral en la inversión para los gobiernos regionales.

Piura, Apurímac y Puno tenían las más ambiciosas con S/95,1 millones, S/92,5 millones y 89,2 millones. El avance en este período fue de 125%, 43% y 33%, respectivamente.