Molinelli dijo que el incremento será asumido por los empleadores y no afectará el sueldo de los servidores públicos. (Foto: GEC)
Molinelli dijo que el incremento será asumido por los empleadores y no afectará el sueldo de los servidores públicos. (Foto: GEC)
Redacción EC

La presidenta ejecutiva de , saludó la promulgación del decreto de urgencia que aumenta la contribución a EsSalud por parte de las entidades públicas para los trabajadores por Contrato Administrativo de Servicios () y aclaró que dicho incremento será asumido por los empleadores y no afectará el sueldo de los servidores públicos.

Dijo que la medida contribuirá a dotar de los recursos para continuar con las reformas emprendidas en su gestión que permitan mejorar los servicios de salud que se brindan a los asegurados.

“Es una buena noticia para el país y nuestros asegurados. Hemos iniciado este año una reforma de la Seguridad Social. Las reformas no se hacen sin recursos y así lo ha entendido el Poder Ejecutivo. Necesitamos recursos para poder atender a nuestros asegurados de manera oportuna y de calidad”, manifestó.

El decreto de urgencia eleva de 30% a 45% de una unidad impositiva tributaria (UIT) la base imponible de aportes a Essalud para las planillas CAS del sector público.

Sobre este punto, la titular de Essalud aclaró que el incremento será asumido por los empleadores, que en este caso son las propias entidades públicas, y que no afectará el sueldo de los servidores estatales.

“[El aumento] no significa que se va a incrementar los aportes para el empleado, sino que quien paga el aporte es el empleador, que son los ministerios [y otras entidades públicas] que contratan vía CAS”, precisó.

Molinelli destacó que este aumento de aportes CAS va a representar algo más de S/100 millones de ingresos para Essalud.

“Esto nos va a permitir seguir atendiendo algunas necesidades en el seguro social. Tenemos que ver cómo inyectar este dinero, privilegiando la atención de los 14 hospitales que han sido declarados en emergencia y el cierre de brecha asistencial”, indicó.

BRECHA

Molinelli anotó que la brecha, tanto de infraestructura como de personal, es de S/32.000 millones, la cual se ha generado, entre otros factores, por la emisión de leyes antitécnicas y recortes que han mermado el crecimiento de Essalud.

Señaló que los recursos que se obtengan con el incremento de la tasa de aportes CAS servirán para renovar 14 hospitales declarados en emergencia, que están en condiciones vulnerables y que hoy necesitan una nueva edificación.

“[La emisión del decreto] sienta el camino para que en los próximos años vayamos corrigiendo todas estas distorsiones que se han dado por leyes oportunistas o recortes que han afectado al Seguro Social”, enfatizó.

Essalud atiende a 11,5 millones de asegurados, que representan el 36% de la población total del país.