(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

El presupuesto del Fondo para intervenciones ante la ocurrencia de desastres naturales (Fondes) para el próximo año ascenderá a S/4.346 millones, según se indica en el proyecto de Ley de Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2020 remitido al Congreso de la República la semana pasada.

Pero a esta cifra debe sumarse la del Fondo para la continuidad de la Reconstrucción con Cambios, cuyo fin es garantizar la sostenibilidad de las intervenciones financiadas en este año, que asciende a S/3.550 millones y cuya creación se especifica en el proyecto de ley en mención. Así, el presupuesto final destinado para la intervención ante desastres alcanzará los S/7.896 millones.

Este monto significará un incremento en alrededor de 4,5% respecto al presupuesto para este año (S/7.556 millones), según se muestra en el portal de Consulta Amigable del Ministerio de Economía y Finanzas.

En este sentido, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) explicó que la asignación de presupuestos de este rubro está en función a la planificación financiera de la Reconstrucción con Cambios.

Asimismo, en línea a incrementar los recursos destinados a la prevención, el MEF señaló que para el próximo año también se está contemplando asignar S/46 millones para la implementación e inicio de operaciones del Sistema de Alerta Temprana de Sismos y Tsunami, así como también S/21 millones para la elaboración de estudios para el control de inundaciones de cuencas.

UN PROBLEMA ARRASTRADO

Desde su creación en el 2017, el Fondes ha manejado distintos montos de presupuestos, pero arrastrando un problema en común: la baja ejecución de estos montos.

Así, por ejemplo, en el 2017, los recursos ascendieron hasta los S/2.505 millones, pero ejecutaron solo el 35,8% de dicho monto. La figura fue más crítica en los recursos a cargo de los gobiernos regionales, que solo invirtieron el 11,2% de los S/360 millones con los que contaron.

Un año después, el presupuesto para este fin fue de S/4.588 millones, del que se ejecutó solo el 42%. En dicho período, el gobierno nacional lograron gastar el 52,9%; los regionales, 31%; y los locales, 29,5%.

En tanto, para este año, se fijó un presupuesto de S/7.556 millones, pero transcurrido casi el 70% del año se ha ejecutado solo el 30,4%. Los gobiernos regionales registran, a la fecha, haber gastado solo el 12,8% de los S/1.371 millones que disponen.

Al respecto, desde el MEF indicaron que, con el objetivo de revertir esta situación y en línea a las políticas de la Autoridad de la Reconstrucción con Cambios, se han implementado y se vienen reforzando las Oficinas Descentralizadas en regiones para realizar evaluaciones de inversiones y fortalecimiento técnico in situ.

Añadieron que un mayor detalle de las estrategias para mejorar la ejecución debe ser informada por la Autoridad para la Reconstrucción Con Cambios, hoy bajo la jefatura de Nelson Chui.

TAREA PENDIENTE

Respecto a las bajas ejecuciones en temas de prevención, el ex ministro de vivienda, Javier Piqué del Pozo, señaló anteriormente en conversación con El Comercio que es lamentable la baja acción de los diferentes niveles de gobierno por desarrollar obras de prevención pese a contar con los recursos.

"Es una pena que las autoridades responsables de los recursos no midan la necesidad que se tiene para concretar las obras", precisó semanas atrás.

En ese momento, también destacó la necesidad de planes de contingencia. Y si bien el Fondes calzaría en esta figura, aún quedan trabajos pendientes como el gasto eficaz de estos recursos.