Accionistas de MMG aprobaron la adquisición de Las Bambas
Accionistas de MMG aprobaron la adquisición de Las Bambas

El volumen de las operaciones de en el sector registraron su cuarta caída consecutiva a nivel mundial el 2014 al reportar una repliegue de 40% y 23%, respectivamente, como señala el reciente informe de Fusiones y Adquisiciones (M&A) de EY.

Si bien se efectuaron 544 operaciones de fusiones y adquisiciones por un valor de US$44.636 millones durante el año pasado, esta cifra no superó los US$124.748 millones obtenidos en minería por el mismo concepto el 2013 y se alejó del récord de US$210.848 millones conseguido el 2007.

Sigue a Portafolio también en 

La caída de los mega acuerdos -negociaciones por encima del US$1 miles de millones- en casi un 40% año a año fue el indicador que reflejó el mal momento de los deals. En tanto, el mayor número de ofertas menores a los US$10 millones, reveló la angustia entre los compradores juniors y los inversores oportunistas que participaron del mercado.

El fue el commodity que absorbió la mayor parte de las operaciones de compras y fusiones, al transar US$10,6 miles de millones el año pasado, seguido de cerca por el acero, con US$9,8 miles de millones.

(Fuente: EY)

LAS BAMBAS FUE LA OPERACIÓN MÁS IMPORTANTE DEL AÑO

Entre los más importantes 'deals' del 2014 en el mundo destacó el proyecto , cuya por parte de un consorcio de empresas chinas lideradas por Minmetals.

(Fuente: EY)

“La adquisición de Las Bambas por la empresa china MMG marca una tendencia por la cual en el futuro veremos con más frecuencia a empresas chinas saliendo a los mercados a adquirir empresas mineras y otros productores de commodities para asegurarse el suministro de materias primas”, apuntó Enrique Oliveros, socio líder de transacciones y finanzas corporativas de EY.

RECAUDACIÓN DE CAPITAL CAE 

Pese a esta buena noticia, la recaudación de capital de la industria minera -consistente en préstamos, bonos, oferta pública inicial, entre otros- captó US$230,835 millones, un retroceso de 15% respecto al 2013.

Las malas condiciones del mercado así como la reducción en los gastos de capital y la volatilidad de los precios de las materias primas impactaron en al confianza de los inversionistas.

TAGS RELACIONADOS