Módulos Temas Día

Más en Perú

"Si el Gasoducto del Sur muere, ducto de Ica es una opción"

"El gasoducto ni siquiera ha empezado y ahora puede morirse. Hay que empezar a ver alternativas para llevar el gas de Camisea al sur del Perú", señala Álvaro Ríos, socio director de Gas Energy

Gasoducto del Sur

(Foto: El Comercio)

Álvaro Ríos, socio director de Gas Energy, advierte que el gasoducto del sur está ‘cadavérico’. Propone pensar en alternativas en caso de que ‘muera’. Una de ellas seria extender el ducto de Contugas en Ica, que hoy se encuentra semivacío.

Usted ha advertido que el gasoducto del sur peruano corre el riesgo de no desarrollarse. ¿Por qué?

El gasoducto está pasando a ser, cada vez más, un proyecto utópico por la complejidad en que se ve involucrado: en primer lugar, por temas legales y administrativos que deberían demorar dos o tres años; y en segundo lugar, por un problema de demanda.

¿No es suficiente la demanda de nodo del sur?

No. Para hacer viable por si solo un proyecto como el Gasoducto al Sur hay que anclar demanda a través de una planta de Gas Natural Licuado (GNL) o enviar energía eléctrica o gas a Chile. Pero ese mercado ya no existe.

¿Esa oportunidad se perdió?

Esa ventana está bastante cerrada porque el norte de Chile florece ahora en paneles solares y energías alternativas. Entonces, si el proyecto de GNL en el sur del país no se puede desarrollar por las restricciones (políticas y sociales) que existen para exportar gas, el Perú deberá restablecer la garantía de red principal (subsidio que se carga en las tarifas de luz) o poner plata del erario público para sacar adelante el gasoducto. Eso, sumado a la poca gobernabilidad del país, lo hacen bastante complejo.

¿Qué posibilidades hay de sacar el gasoducto adelante?

Ahora lo vemos cadavérico, pero podría salir si se da una presión social inusitada en el sur, lo que presionaría a los poderes legislativo y ejecutivo a hacerlo.

¿No hay manera que el privado lo haga por sí mismo?

Eso no da porque no hay demanda. Si el Perú le dice a las empresas que no pueden exportar gas, no hay manera.

¿Y en qué quedaría el proyecto del lote 58 (CNPC), que está ligado al gasoducto?

Siempre hemos dicho que el problema del gas no está en la oferta. Ahora CNPC tiene 400 millones de pies cúbicos de gas que no sabe dónde ponerlos.

¿Por dónde sacarías ese gas?

Si el gasoducto del sur pasa de estado comatoso a muerto, se puede ver la opción con el ducto de Contugas. Ese ducto llega hasta sur de Ica pero se podría extender con loops para llevar el gas al sur.

¿Es una opción factible?

Si. Es un ducto más chico, que se puede acomodar fácilmente a la demanda del sur y a los dos centrales duales del nodo (Engie y Samay) que hoy trabajan con diesel. Hay que ver cuán mejor es ese proyecto comparado a hacer el gasoducto al sur con todos los problemas que trae.

Sería una manera de llenar el ducto de Ica.

Sí. Ese ducto ahora está vacío y se puede llenar. Estaba pensado para recibir a la petroquímica, pero esta nunca se dio.

¿Y que se haría con la infraestructura ya montada del gasoducto al sur?

Se puede negociar la tubería que ya está comprada y se la puede llevar para ampliar el ducto de Contugas.

¿De qué extensión de tuberías hablamos? Odebrecht decía que iban por el 50%.

Pero si el gasoducto ni siquiera ha empezado. Y ahora puede morirse. Yo creo que hay que empezar a ver alternativas para llevar el gas de Camisea al sur del Perú con un proyecto más chico, dado que no va a haber exportación.

Entonces, no habría ningún trauma en que el gasoducto se deje al olvido y se vean otras posibilidades.

Por supuesto que no. Hay que dejar que el sector privado sea imaginativo y traiga propuestas. Si el estado no quiere reactivar la garantía de red principal y no hay demanda, hay que ver la posibilidad de usar el ducto de Ica. Hay que recordar que el trazo inicial para llevar el gas al sur venia por la costa y no la sierra.

Lea más noticias de Economía en...

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada