Todos los gobiernos regionales fallan clamorosamente en la tarea de fiscalizar a la pequeña minería y , según una evaluación llevada a cabo por el (OEFA).

El informe presentado hoy por el ente fiscalizador evalúo el desempeño de los 25 , en cuyas manos recae la responsabilidad de fiscalizar las actividades de la pequeña minería y minería artesanal, así como la e

Todos recibieron un puntaje desaprobatorio, que va desde 1,65 a 10,36 en la escala vigesimal, siendo el peor parado el gobierno regional de Tacna (1,65 puntos) y el mejor ubicado el de Piura (10,36).

“Esta cifras evidencian que todos los gobiernos regionales han desaprobado la evaluación realizada por el OEFA”, señaló el ente fiscalizador.

Mauricio Cuadra, subdirector de supervisión a entidades de la OEFA, indicó que muchos gobiernos regionales sólo cuentan con 1 o 2 personas dedicadas a fiscalizar estas actividades, cuando son decenas de miles los mineros localizados en sus respectivas jurisdicciones. “Definitivamente no basta con sólo una inspección ocular”, sentenció.

En su informe, la OEFA destaca que la mayoría de los entes fiscalizadores ambientales (EFA) a cargo de las regiones no ejecutan supervisiones a las personas naturales o jurídicas, ni identifican o comunican a los órganos de competencia las actividades mineras en las zonas prohibidas y no inician procedimientos sancionadores contra preséntanos infracciones ambientales.

Los gobiernos regionales con mejor performance en fiscalización a la minería artesanal son los de , (9,71), (9,15) y (8,81). Los de peor desenvolvimiento son (1,65), (3,22) y (3,36). 

En el Perú hay 100 mil mineros informales, según versión oficial, y 500 mil según estadísticas de la Sociedad Nacional de Minería en Pequeña Escala –Sonamipe. Sólo 10 mil avanzan en el proceso de formalización.