La historia del joven peruano que fue salvado por Jim Yong Kim
La historia del joven peruano que fue salvado por Jim Yong Kim

En el marco de la Junta de Gobernadores del FMI-BM, el presidente del Grupo , , contó la historia de cómo hace más de dos décadas pudo salvar la vida de un joven peruano que padecía de tuberculosis y hoy es un exitoso contador.

El presidente del Banco Mundial recordó que en 1993 creó una ONG en Carabayllo bajo el nombre de Socios en Salud.  "Al año siguiente, descubrimos un número alarmante de pacientes que sufrian de tuberculosis multiresistente a múltiples fármacos, una forma de tuberculosis que resiste a los medicamentos más potentes".

Sigue a Portafolio también en 

Yong Kim dijo que tras reportar el hallazgo le propuso al Ministerio de Salud (Minsa) tratar a estos pacientes, pero que no los tomaron en cuenta porque los medicamentos eran muy caros. "El Gobierno en realidad nos amenzó con que si tratabamos a un solo paciente nos echarían del país".

Sin embargo, junto a su ONG empezó a tratar a los pacientes y lo consideraron correcto porque empezaron a ver que las personas contagiaban a sus familiares y vecinos.

"Bajo la supervisión del Dr. Jaime Bayona pusimos enfermeras y trabajadores de salud a laborar y llevamos las tasas de curación a más de 80%, una tasa muy superior incluso a la de los hospitales en EE.UU.  Eso llevó a que la OMS y el Gobierno peruano cambien sus políticas y recomienden que las personas con TBC resistente deban ser tratados sin importar el costo, donde vivan y si son ricos o pobres", indicó.

Jim Yong Kim aseveró que esta experiencia le dejó dos grandes lecciones. La primera, escuchar los deseos de las personas pobres y acudir a su encuentro. Y la segunda: no tener miedo de tomar una decisión difícil para hacer lo correcto a pesar que se involucre estar solo en ese camino.

UN JOVEN EXITOSO

El presidente del Banco Mundial contó que hace unos días le enseñaron unas viejas grabaciones de un paciente suyo que respondía al nombre de Melquiades Huaya Oré, que en ese tiempo no superaba la mayoría de edad y padecía de tuberculosis

"Los brazos de Melquiades no superaban la circunferencia de algunos de mis dedos y su piel se tensaba sobre sus costillas. La tuberculosis lo consumía literalmente y no quería tomar su medicina. Cuando lo conocí, no sabía si sobreviviría", dijo.

Jim Yong Kim contó que este lunes cuando volvió a Carabayllo encontró a Melquiades, quien hoy es un contador y tiene las fuerzas para jugar al fútbol de nuevo. "Me puse a pensar que casi se le dejó morir porque era pobre. Por eso, hoy los Gobiernos deben tomar decisiones con el fin de hacer crecer sus economías y ayudar a los más pobres"

"Con cada reforma que hacemos, con cada camino que construimos y con cada clínica de salud,  apoyamos a miles de millones de personas como Melquíades, que sólo quieren una oportunidad para vivir y realizar sus sueños", dijo.

Antes de terminar su participación en el evento, Jim Yong Kim presentó a Melquiades Huaya Oré, quien se encontraba entre el público y recibió numerosos aplausos.