La tienda de ropa realizó presuntas publicaciones discriminatorias contra el jugador Luis Advíncula. (Foto: Plaza Norte)
La tienda de ropa realizó presuntas publicaciones discriminatorias contra el jugador Luis Advíncula. (Foto: Plaza Norte)
Redacción EC

anunció este miércoles 9 de setiembre que ha iniciado investigaciones preliminares contra las empresas Adams S.A. (Tiendas Adams) y Pollería 9 de octubre por haber incurrido en discriminación u ofensa por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión o condición económica en mensajes publicitarios difundidos en redes sociales contra el futbolista.

Fuentes dentro de la institución confirmaron a este medio que las investigaciones se iniciaron por una publicación que Tiendas Adams ya borró de su página en Facebook.

MIRA: Pandemia viene concretando avances pendientes en digitalización en el país


Según la entidad, se iniciarán procedimientos administrativos sancionadores contra ambas compañías de verificarse infracciones, las cuales podrían conllevar a la imposición de multas de hasta 700 UIT, equivalente a más de S/3 millones.

El programa de espectáculos Magaly TV La Firme reveló fotografías del jugador del Rayo Vallecano con la modelo Sheyla Rojas, con quien se presume que habría tenido alguna relación.

Según el artículo 18 de la Ley de Represión de la Competencia Desleal, se establece el ‘principio de adecuación social’ y los actos que podrían vulnerar dicho principio, los cuales consisten en la difusión de publicidad que tenga por efecto: “a) Inducir a los destinatarios del mensaje publicitario a cometer un acto ilegal o un acto de discriminación u ofensa por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económica o de cualquier otra índole”.

De igual manera, dichas conductas son sancionables en el marco de la protección del consumidor, debido al impacto que la publicidad puede generar en las conductas sociales, razón por la cual, conforme a lo establecido en el artículo 13 del Código de Protección y Defensa del Consumidor, la protección de los consumidores frente a la publicidad persigue que los anuncios no afecten el principio de adecuación social, evitando que induzcan a cometer actos ilegales o antisociales o de discriminación u otros de similar índole.