Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Perú

¿Qué es la innovación social digital?

Las ‘fintech’ buscan mejorar la experiencia de los usuarios de distintos servicios. Sin embargo, es todavía necesario fortalecer el marco regulatorio local para garantizar su buen desempeño

ESADE

 Maria Laura Cuya, fundadora de Innovafunding y Factoring Lab SAC; Bratzo Zivadinovic Burneo, Innovation Manager de tgestiona; Rosa Elvira Figueroa, gerente de Comunicaciones y Relaciones Interinstitucionales del Osinergmin, y David Murillo, profesor del Instituto de Innovación Social de ESADE.

Archivo El Comercio

La innovación social digital está transformando América Latina. Distintas iniciativas de corte tecnológico ya han logrado impactar a 64 millones de personas, lo que equivale al 11% de la población de la región.

Estas iniciativas son modelos de negocios apalancados en la innovación que modifican un ecosistema determinado. Su sistema escalable logra, además, que los gobiernos busquen adecuar y mejorar los marcos regulatorios que les dan sorporte.

AMÉRICA LATINA
De acuerdo a un estudio de ESADE Business & Law School, alrededor de un 40% de la población latinoamericana continúa sin acceso a Internet, y por lo tanto, sin acceso a este tipo de propuestas.

Siendo así, es necesario que para este tipo de negocios tengan éxito, se cuente con la participación del Estado.

En América Latina  existen muchos tipos de innovaciones sociales: pequeñas, medianas y hasta algunas grandes que han logrado internacionalizarse. De hecho, según el estudio de ESSADE, el 5% de las innovaciones sociales en el continente son 'startups', el 67% son iniciativas consolidadas y 28%, internacionales. Además, del total de innovaciones sociales, el 85% tiene ánimo de lucro, mientras que sólo el 15%, no.

Asimismo, llama la atención que muchas de las iniciativas en países como Brasil y México ya funcionan en África, lo que revaloriza la capacidad de imitar lo que ya funciona en otros países y aplicarlo, con ciertas modificaciones, a una realidad distinta.

PERÚ
La falta de infraestructura es uno de los más grandes retos que debemos enfrentar en los próximos años.

De hecho, nuestro país se encuentra fuera del top 100 mundial de estados más digitalizados –nos encontramos en la posición 106-, por detrás de otros países de la región como Chile (39), Colombia (73) o México (76).

Además, el reporte de ESADE muestra que si bien educación, sanidad y crecimiento económico son los ámbitos más abordados por las iniciativas de innovación social digital, son todavía minoritarios los proyectos pensados para abordar la igualdad de género o la acción por el clima en América Latina.

LO QUE FALTA
En el Perú, más allá de la brecha en infraestructura, es necesario seguir trabajando en el marco regulatorio de cada industria.

“Es desafiante [trabajar en ello] cuando en el Estado hay un recorte de presupuesto, como el visto hace unas semanas, y desde el Congreso dictan leyes que prohíben comunicar al Estado algunos de sus avances”, explicó Rosa Elvira Figueroa, gerente de Comunicación y Asuntos Externos de Osinergmin, quien durante la presentación el estudio de ESSADE en el Pacífico Business School, aprovechó la oportunidad para recordar la creación de “Facilito”, cuyo modelo de fácil lenguaje ha permitido que cada vez más personas conozcan el precio de los combustibles en las estaciones de servicio de todo el país. 

INNOVACIÓN SOCIAL DIGITAL EN LATINOAMÉRICA

  1. Innovafunding. Plataforma peruana que conecta micro empresas e inversionistas a través de facturas negociables. 
  2. Venlo. 'Marketplace' peruano que re-vende tickets de avión "de segunda mano". Gestiona, además, cancelaciones y demoras de vuelos. 
  3. Extensio. Plataforma dedicada al sector agricultura en México. Se utiliza para empoderar a los campesinos con información sobre tendencias sobre cosechas y precios. 
  4. MGOV. Plataforma brasileña que se utiliza para medir el impacto de políticas públicas en la sociedad, como educación financiera o alimentación. 
  5. FOREST +. Herramienta utilizada en Guatemala para mapear y seguir progresivamente el deterioro de los boques. De esta manera, se consigue alertar a las entidades públicas sobre la deforestación.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada