Parque Industrial de Ancón. En noviembre del 2015 el Ministerio de la Producción solicitó a Pro Inversión la incorporación del proyecto de parque industrial de Ancón (PIA) al proceso de promoción de la inversión privada. Según los planes, el PIA consiste en la creación de un espacio moderno sobre un terreno de 1.338 hectáreas destinado a empresas industriales de diversa escala en Lima Metropolitana, que opere bajo estándares internacionales. La inciativa demanda una inversión, sin IGV, de US$500 millones aproximadamente. La fecha estimada por Pro Inversión para la adjudicación era el primer trimestre del 2018. (Foto: El Comercio)
Parque Industrial de Ancón. En noviembre del 2015 el Ministerio de la Producción solicitó a Pro Inversión la incorporación del proyecto de parque industrial de Ancón (PIA) al proceso de promoción de la inversión privada. Según los planes, el PIA consiste en la creación de un espacio moderno sobre un terreno de 1.338 hectáreas destinado a empresas industriales de diversa escala en Lima Metropolitana, que opere bajo estándares internacionales. La inciativa demanda una inversión, sin IGV, de US$500 millones aproximadamente. La fecha estimada por Pro Inversión para la adjudicación era el primer trimestre del 2018. (Foto: El Comercio)
Redacción EC

Según el Banco Central de Reserva (), la creció 3,2% entre octubre y diciembre del año pasado con lo cual acumuló dos trimestres consecutivos de expansión.

El resultado positivo en la inversión privada se da pese a la desaceleración observada en el trimestre previo de 5,3%, que va de la mano de indicadores de confianza empresarial y mejora en términos de intercambio.

Durante el cuarto trimestre del 2017, el creció 2,2%, tasa inferior a la registrada en igual periodo en el 2016 (3,1%).

En los primeros trimestres del año, la demanda interna estuvo creciendo a tasas muy bajas; pero el crecimiento del cuarto trimestre estuvo caracterizado por un mayor crecimiento principalmente por la expansión de la inversión privada y del .

Este resultado se da en parte como consecuencia de un efecto base contra el cuarto trimestre del 2016, cuando se produjo un ajuste fiscal, según el BCR.

En el cuarto trimestre la demanda interna registró una expansión de 4,3%, luego de la contracción que tuvo el gasto público en similar trimestre del año previo por tasas de crecimiento positivas de la inversión privada en minería.

CONSUMO PRIVADO

El creció 2,6% en el cuarto trimestre del 2017, tasa menor a la de igual periodo del año pasado (3%) aunque superior a la registrada en el primer semestre cuando se vio afectada por los eventos asociados a El Niño costero.

En el año, el consumo privado registró un crecimiento moderado de 2,5%, menor al registrado en el 2016 (de 3,3%).

Este continuó con una recuperación gradual observada desde el segundo trimestre tras disiparse los eventos negativos del primer trimestre, aunque aún a tasas de crecimiento menores a las del año previo.

La evolución del consumo privado durante el año ha estado en línea con el ritmo de crecimiento del crédito, las mayores importaciones de bienes de consumo y los indicadores de confianza.

El gasto público estuvo impulsado por la recuperación del consumo y, en menor medida, por la inversión, debido a un efecto base.

RESULTADOS ANUALES

El PBI pasó de crecer 4% en el 2016 a 2,5% en el 2017. La demanda interna creció 1,3% en el 2017, acumulando ocho años de expansión continua. Ello pese a un menor crecimiento del consumo privado y el nulo crecimiento de la inversión, tanto pública como privada, afirma el BCR.

Lea más noticias de Economía en...