JP Morgan fue autorizada a operar como banco de inversión
JP Morgan fue autorizada a operar como banco de inversión
María Rosa Villalobos

El 2018 será un año positivo para la economía peruana, indicó hoy Luis Oganes, head for Latin America at the Emerging Markets Research de JP Morgan durante su exposición en Londres en el marco del ‘roadshow’ inversiones inPerú.

De acuerdo al ejecutivo, el próximo año habrá un mayor estímulo fiscal pues el Gobierno está tratando de mejorar el nivel de ejecución presupuestaria para dedicar mayores recursos a la inversión pública. Sin embargo, recordó que la esta última sólo representa el 20% del total de inversiones en el país.

“Espero ver el próximo año un crecimiento modesto pero positivo [de la inversión privada]”, manifestó.

Recordó también que la parte más débil de la economía fue el primer trimestre, en el que el crecimiento secuencial fue 0%. Sin embargo, resaltó que la recuperación ya se encuentra en marcha y proyectó que en el tercer y cuarto trimestre, el crecimiento secuencial analizado se ubicará entre 5% y 6%, respectivamente.

Asimismo, indicó que la mencionada recuperación fue liderada por la inversión pública al inicio del año. Sin embargo, asegura que para fines del 2017 y todo el 2018, la reconstrucción ayudará a revertir la demanda presupuestaria, dándole espacio a la inversión privada y a la recuperación de la demanda doméstica.

“Al comienzo del próximo año buena parte del crecimiento va a venir del sector público, pero espero que hacia finales del 2018 veamos que el liderazgo esté en el sector privado”, manifestó.

Según sus estimaciones, el crecimiento potencial del próximo año está por encima del potencial (3,5%). “Le economía ha estado por debajo [del potencial] en los últimos años. Estar por encima es la manera de cerrar la brecha de los sectores. Antes, no se podía crecer por encima del potencial porque había presión inflacionaria, pero hay que crezca con reformas estructurales para mejorar la productividad del país”, explicó Oganes.

REFORMAS

Por otro lado, el funcionario no sólo resaltó la recuperación de los indicadores de confianza empresarial, sino también recordó que son vitales distintas reformas estructurales entre la que se encuentra la laboral. “Se necesitan facilidades para contratar y despedir. El Perú tiene uno de los mercados laborales más restringidos de la región”, indicó.

Asimismo, calificó la iniciativa del Gobierno para la contratación de jóvenes como un “buen primer paso” pero destacó que esta iniciativa debería concluir con contrataciones de largo plazo. “El problema es que las empresas que deciden contratar de manera permanente, si en algún momento tienen un bajón en sus ventas o producción, tienen dificultades para ajustar el tamaño de su planilla”, explicó el funcionario.

Por otro lado, mencionó que son importantes otros tipo de reformas como la educativa y la de seguridad jurídica. Aunque resaltó que nuestro país ha realizado significativos avances en materia de acuerdos de libre comercio, afirmó que el Perú sigue siendo uno de los países más difíciles para hacer negocios debido a la cantidad de trabas burocráticas.

POLÍTICA MONETARIA

Sobre la política monetaria, Oganes estimó que es probable que el Banco Central de Reserva (BCR) reduzca una vez más la tasa de interés de referencia.

“Ya bajaron 75 puntos y con una [baja] más acumularían 100 puntos de reducción. Creo que eso es suficiente para que las empresas se sientan más cómodas para tomar préstamos e invertir”, apuntó.

Además, destacó que el Perú es uno de los países de Latinoamérica que registra menores desbalances, por lo que cuenta con espacio para ejecutar una política monetaria contracíclica.

En ese sentido, también resaltó que -a diferencia de Chile, Colombia y México- nuestro país ha logrado mantener su calificación ante las calificadores de riesgo, lo que indica confianza en el manejo económico.

“La economía peruana es suficientemente fuerte para que los choques externos sean bien absorbidos. Esta es una fortaleza porque permite planear a mediano plazo”, agregó.

Por otro lado, con respecto al tipo de cambio, consideró que las anunciadas subidas de la tasa de referencia por parte de la Reserva Federal (FED) no afectarán agresivamente a las monedas emergentes, incluyendo al sol. “La FED dice que va a subir tres veces la tasa de interés el próximo año además de la subida de diciembre. El mercado está descontando ese mes, pero para el 2018 sólo está descontando una subida, no las tres”, explicó.

Esto, según él, porque la inflación está muy baja en Estados Unidos.

Sin embargo, estimó que si el Índice de Precios al Consumidor se recupera y el ente emisor sube las tasas de interés, el tipo de cambio del dólar frente al sol se mantendrá estable en los niveles actuales.

Lea más noticias de Economía en...