Especialista señaló que las perspectivas del próximo año son buenas, porque se viene la reactivación económica mundial.
Especialista señaló que las perspectivas del próximo año son buenas, porque se viene la reactivación económica mundial.
Christian Lengua

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

A mediados del año 2018, el Banco Central de Reserva del Perú () aprobó elevar el límite operativo de inversión en el exterior de las de 49% a 50%, con el fin de “promover una mayor diversificación de las inversiones”.

MIRA: Congreso prevé extender la legislatura en un día para discutir nueva ley agraria

Actualmente, la mayor parte de las inversiones fuera del país de las AFP se van a fondos mutuos internacionales. Ahora que los fondos de pensiones privados están en azul, tras remontar las pérdidas sufridas por la pandemia, ¿sería conveniente incrementar los instrumentos del exterior?

Para Juan José Marthans, ex jefe de la SBS y actual director de Economía en PAD- Escuela de Dirección de la Universidad de Piura, esta posibilidad no se presenta como una solución a sus limitaciones estructurales.

Sobre todo porque el 2021 se consolida como un año de crecimiento y marcará el inicio de la posible solución a la crisis sanitaria. Indicó que si se enfrenta de manera adecuada la pandemia, podríamos tener dos años próximos de fortaleza en el frente externo e interno, en el que las AFP mostrarían rendimientos significativos.

MIRA: Gratificación por Navidad: Cinco claves para saber cuánto y quiénes recibirán el pago más bono de 9%

“A mediano plazo se avecina una posible crisis internacional ligada al sobre endeudamiento que enfrenta el sector público y corporativo mundial. Felizmente, Perú no presenta posiciones críticas al respecto”, sostuvo.

En esa línea, Marthans añadió que si Perú hace bien su tarea en lo político, social y estructural, el inversionista peruano tendrá en su territorio las mejores oportunidades de inversión más allá del mediano plazo.

En tanto, Arturo García Villacorta, profesor de Finanzas de ESAN Graduate School of Business recordó que fue el Congreso que en el 2011 elevó el tope de 30% a 50% para que las AFP puedan invertir fuera. Y el BCR iba regulando gradualmente ese incremento. Por lo que seguramente deberá seguir el mismo camino si se quiere aumentar más ese porcentaje.

El catedrático se mostró de acuerdo con esta posibilidad: “Incrementar la inversión en el extranjero tiene dos grandes beneficios, uno es que permite diversificar más, con lo que se reduce el riesgo y la volatilidad. Y dos, permitiría aprovechar oportunidades de mayor rentabilidad en mercados financieros en los países desarrollados de Europa y Asia.

Por otro lado, señaló que las perspectivas del próximo año son buenas, porque se viene la reactivación económica mundial, se están dando estímulos económicos, y ya se está vacunando en los países desarrollados. Todo eso va a mejorar las expectativas, dijo.

MIRA: Pescado en el Perú: el problema que se esconde detrás de su bajo consumo | INFORME

AÑO ELECTORAL

García Villacorta hizo hincapié que para el 2021, las perspectivas en general son positivas debido a que en Estados Unidos sus tres grandes indicadores de bolsa han batido records en diciembre, la bolsa peruana ya recuperó pérdidas, y los fondos de AFP están en azul.

“Sin embargo el próximo año tenemos el nerviosismo que las elecciones pueden causar en los mercados, que durará hasta que se instale el gabinete, se conozca el modelo económico, y también el nuevo Congreso”, reconoció.

Ante esta volatilidad por el tema político, el catedrático insistió que toma más fuerza esta necesidad de diversificar las inversiones de las AFP en el extranjero. “Parece ser más conveniente. Desde todo punto de vista es beneficioso”, precisó.

Resaltó también que el límite del 50% para la inversión de fondos de pensiones en instrumentos financieros extranjeros está por debajo del promedio de los países miembros de la Alianza del Pacífico, que está en 60%.

TAGS RELACIONADOS