Según AGAP, las modificaciones de la Ley de Promoción Agraria son a favor del trabajador. (Foto: GEC)
Según AGAP, las modificaciones de la Ley de Promoción Agraria son a favor del trabajador. (Foto: GEC)
Redacción Economía

Este viernes la Comisión Multipartidaria para la creación de una nueva Ley de Promoción Agraria del Congreso de la República, en la que los ministerios de Economía y Finanzas (MEF), Trabajo y Promoción de Empleo (MTPE) y Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), así como el Seguro Social de Salud (Essalud), plantearon sus propuestas para establecer un nuevo régimen para el sector y las empresas agroexportadoras.

MIRA: Produce advierte que se revertirán medidas económicas si hay segunda ola del COVID-19

Durante la sesión, Marco Antonio Camacho Sandoval, director general de Política de Ingresos Públicos del MEF, precisó que ha quedado claro que el sector agropecuario “ha tenido un desempeño exitoso en las últimas dos décadas”, y, en consecuencia, remarcó que los beneficios tributarios no pueden establecerse de forma permanente, en referencia a la actual tasa de Impuesto a la Renta (IR) reducida que paga el sector agroexportador (15%) en comparación a la del régimen general (29,5%).

Los beneficios tributarios, por definición, tienen que ser temporales. Este beneficio del cual estamos hablando ahora fue, en su concepción y diseño, pensado para 10 años. La idea es dar un beneficio al inicio para tratar de desarrollar un determinado sector de la economía, pero este tiene que ser temporal. No puede ser permanente”, resaltó Camacho.

MIRA: BCR: “Caída del cuarto trimestre estará entre 3,5% y 4%, mejor a lo esperado”

En tal sentido, el funcionario dijo que la propuesta tributaria que establezca la comisión del Congreso para el sector agrario no debería incluir mayores beneficios a los previamente existentes: una tasa reducida del IR a 15% y la depreciación acelerada (20% anual) para inversiones en obras de infraestructura hidráulica y obras de riego.

La idea en la propuesta no es darle más beneficios de los que realmente existen, sino hacer que de manera gradual se vaya acercando a lo que es el régimen general tributario”, señaló. Agregó que desde el 2019, además, el MEF ha incluido una cláusula de transparencia que se seguirá impulsando con las empresas del sector beneficiadas por con un menor IR para que se conozca quiénes y por qué montos gozan los beneficios tributarios.

Impuesto a la Renta: Gastos tributarios correspondientes a la Ley 27360 (Ley de Promoción Agraria que fue derogada por este Congreso). Fuente: MEF, Sunat)
Impuesto a la Renta: Gastos tributarios correspondientes a la Ley 27360 (Ley de Promoción Agraria que fue derogada por este Congreso). Fuente: MEF, Sunat)

El objetivo es que estos montos sean transparentes a la población. Cuando el Estado dice que por gasto directo dará S/30 millones para hacer un hospital en Apurímac ya se sabe, pero cuando uno da un beneficio de este tipo [tasas reducidas de IR] no se sabe quién o quiénes se van a beneficiar ni por qué montos. Es ciego. Por eso incluimos cláusulas de transparencia para saber esto”, añadió.

LA PROPUESTA: AUMENTO GRADUAL DE LA TASA DE IMPUESTO A LA RENTA

Tras compartir estos argumentos, Camacho detalló que por la coyuntura de COVID la política del MEF es que ni el 2020 ni el 2021 los contribuyentes deban pagar más impuestos, debido al impacto económico de la pandemia. Por ello, el planteamiento del ministerio es que el aumento de la tasa de IR para el sector agro sea de forma gradual e inicie el 2022.

MIRA: Navidad 2020: Consumo de pavo por persona caerá 8,2% este año, proyecta Midagri

Todo este año 2020 nos hemos dedicado a dar alivio tributario a las empresas. La idea ha sido aliviarlas y creemos que el 2021 todavía van a estar en fase de recuperación”, argumentó.

Según Camacho, se debería incluir un cronograma con fechas específicas y periodos tributarios específicos para que las empresas bajo el régimen agrario nuevo que se busca establecer ingresen al régimen tributario general.

Para el 2021 proponemos que la tasa todavía se mantenga al 15%, pero para el 2022-2023-2024 subiría a 20%. Desde el 2025 al 2027, la tasa subiría a 25%; y ya para el 2028 en adelante, se acercaría a la tasa del régimen general de 29,5%”, explicó.

Con la finalidad de dar predictibilidad al sistema tributario se debe establecer en el proyecto de ley el cronograma de reducción gradual del beneficio al sector agrario, de acuerdo al MEF. (Fuente: MEF)
Con la finalidad de dar predictibilidad al sistema tributario se debe establecer en el proyecto de ley el cronograma de reducción gradual del beneficio al sector agrario, de acuerdo al MEF. (Fuente: MEF)

La idea es acercarnos a la tasa general de manera gradual y respetando el hecho de que las empresas no podrían estar pagando más impuestos por lo menos hasta el 2021″, explicó Camacho.

Del mismo modo, indicó que la tasa de depreciación acelerada de infraestructura del 20% se debería mantener por el mismo periodo para el sector, hasta el 2027.

MIRA: Demanda por personal shoppers en Perú creció 150% durante la cuarentena

Sobre las posibles dudas de los congresistas de que esto pueda incentivar una fuga de inversiones ante menores incentivos, Camacho consideró que no habría riesgo de ello por el desarrollo que ya se ha logrado a nivel local y el posicionamiento del Perú como un país agroexportador.

Ya se dio el crecimiento del sector, somos primeros productores en varios de los productos agrarios, llegamos a los principales mercados del mundo... Creemos que no hay un riesgo [de que las empresas se vayan a invertir afuera] respecto a ir reduciendo estos beneficios en el tiempo”, puntualizó.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

SUSCRÍBETE AQUÍ A NUESTRO NEWSLETTER