¿Ha llegado el fin del "milagro económico" de Perú?
¿Ha llegado el fin del "milagro económico" de Perú?
Gonzalo Carranza

Director general de LLYC Lima

es una de la principales expertas del en las dinámicas de la economía mundial. El 23 de agosto expondrá sobre las oportunidades, desafíos y riesgos para la economía peruana en los próximos cinco años en el foro Diálogos para el Desarrollo de la Confiep y Seminarium. Adelanta a El Comercio algunas ideas. 

¿Cuál es el contexto económico internacional que recibe el nuevo gobierno? 
El Perú ha enfrentado una serie de shocks internacionales en los últimos años. No se han dado de forma lineal, sino con subidas y bajadas en la percepción de los inversionistas sobre los mercados emergentes. Después del ‘brexit’, se abre un espacio favorable, pues los países avanzados han hecho la promesa implícita de que mantendrán las tasas de interés de política monetaria bajas por más tiempo.

¿Por qué es importante esto para el Perú?
Ante el menor crecimiento de la economía y la caída del precio del cobre, el país tiene un déficit en la cuenta corriente, lo que refleja que necesita financiamiento. Las bajas tasas de interés en el mundo desarrollado hacen más atractivo que lleguen inversiones a países emergentes como el Perú y se cubra ese déficit sin utilizar las reservas internacionales. Este escenario positivo es transitorio, así que es un buen momento para hacer reformas.

¿Por qué?
Porque solo hay dos escenarios en los que puedes hacerlas. El primero es cuando vienes de una gran crisis.

El Perú a inicios de los noventa… 
Así es. Haces las reformas porque no te queda otra. Y el segundo momento es cuando hay cambio de gobierno y la gestión entrante tiene una alta popularidad. Esta condición se da hoy en el Perú.

PPK tiene una luna de miel política y otra financiera.
Sí, en tanto que el ambiente internacional está menos adverso de lo que estaba hace unos meses y que en algún momento del futuro próximo vendrán más shocks negativos.

Otra incertidumbre se centra en China. 
China es un riesgo y por eso creo que vienen más shocks a futuro. Si los problemas financieros que tiene China lo tuvieran el Perú o cualquier otro país emergente, ya tendría una crisis bancaria. Al ser una economía controlada, puede darse más tiempo para solucionar sus problemas, pero de todas maneras debe resolverlos y eso implica una menor tasa de crecimiento del crédito y de la economía en su conjunto. 

¿Qué reformas debería priorizar PPK?
La laboral y la judicial. Ningún país con una economía de mercado ha podido dar el salto al desarrollo con la informalidad que tiene el Perú. Hay que permitir que la gente entre y salga con más flexibilidad del mercado de trabajo, y también mecanismos para no dejarla abandona cuando salen, como un seguro de desempleo que cubra esta situación por un tiempo. Pero eso no alcanza si no hay programas de entrenamiento y capacitación. Hace falta una reforma educativa en la parte terciaria (educación superior) para que el trabajador pueda cambiar de acuerdo con las necesidades del mercado. 

¿Qué rol juega la reforma judicial?
Que no puedes tener una economía activa si nadie tiene la seguridad de que los contratos se van a respetar. Si un trabajador quiere demandar a un empleador, necesita un proceso rápido y limpio. Los problemas en el sistema judicial son dos: no solo la corrupción, sino también la ineficiencia. 

¿Qué experiencias de otros países podríamos recoger en el problema de la informalidad?
Se puede mirar a Corea del Sur y a Finlandia. Ambos países, en diferentes momentos, fueron destrabando su sistema laboral e hicieron este tipo de reformas. Finlandia desarrolló un programa de entrenamiento laboral muy interesante, desde antes de terminar la secundaria.  Hoy está dentro de los países más estables y desarrollados. 

¿Qué tantas reformas se puede hacer en un contexto de dominio del Parlamento por la oposición?
En mi presentación voy a mostrar unos cuadros con cuántos años le tomaría al Perú llegar a ser un país avanzado, y es para asustarse. O crece muy rápido o le va a demorar extremadamente mucho. Cualquier cosa que se haga en este momento tiene que tener consenso para continuarse por mucho tiempo más. No puedes terminar cada quinquenio y cambiar de política. Para contestar tu pregunta de corto plazo, se necesita consenso no solo para pasar las reformas, sino para que se continúen. 

En ese sentido, ¿qué continuidades debería haber con iniciativas de la gestión anterior?
Veo mucha continuidad. Es muy interesante cómo la percepción del desempeño del Perú en el gobierno anterior es muy diferente en el exterior que dentro del país. Fuera del Perú, lo que uno ve son los número, no la discusión del día a día, y el ahí el Perú aparece entre los mejores de los países emergentes. Otros, como Brasil, perdieron la rienda y entraron en déficit muy grandes. Es muy positivo que se mantenga el plan educativo e incluso al mismo ministro. No te mencioné esa reforma, porque creo que ya comenzó. Pero todavía no he visto la reforma laboral ni la judicial.