(Foto: MAB Perú)
(Foto: MAB Perú)
Lorely Requejo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Sobre el sector educación se concentraron –y concentran– distintos desafíos en búsqueda de mejorar el desempeño académico de los estudiantes. Hoy, más que nunca, en medio de una pandemia que ha mostrado las falencias del sistema actual, urge no solo pensar en el retorno a las clases presenciales, sino también en el impacto de las mismas.

Ante la necesidad de contar con servicios educativos que incorporen el desarrollo de distintas habilidades, y no solo en el ámbito académico, MAB Perú respondió con una oferta de servicios educativos para diferentes públicos, edades y contextos. El proyecto ha llevado al equipo de MAB a ganar el Premio Creatividad Empresarial, organizado por la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), en la categoría Espíritu Emprendedor.

Mira: Proyecto de ley plantea suspender las deudas crediticias hasta por dos años: ¿Es viable?

“Buscamos romper con el sistema educativo tradicional: girar la educación hacia una más emocional y creativa que fomente la motivación en los estudiantes. Y lo más importante, que fomente un balance entre la mejora académica y emocional”, afirma Macarena Arribas, CEO de MAB Perú.

Entre enero y julio de este año, MAB informa que los ingresos registraron un incremento de 42,9% versus el año anterior. En abril de 2020, lanzaron su plataforma educativa virtual aprendeMAB que les permitió llegar a más de 30.000 personas a nivel nacional y mundial con más de 210 cursos académicos.

“Tenemos proyectos en todo el Perú y un proyecto muy potente –tecnológico y educativo– en la sierra del país”, comenta Arribas.

La especialista reflexiona sobre la importancia del desarrollo de habilidades blandas, dado que se puede recuperar la motivación de un estudiante en distintos aspectos de su vida.

Mira: ¿Cuánto podría mejorar el comercio interno si arreglamos las carreteras? Este estudio nos lo dice

“Yo creo firmemente que trabajar lo académico de la mano con lo emocional es el futuro de la educación, sostiene Arribas. “El COVID-19 nos ha dado la oportunidad de reinventar el sistema y de comenzar de nuevo”, agrega.

Hacia el futuro, Arribas considera que el mayor desafío es comprender que no se puede dar un paso hacia atrás y volver hacia el sistema anterior. Para ello, señala, será importante incorporar a la tecnología como parte de nuestra vida.

“Debemos capacitar a docentes no solo en materias académicas, sino en cómo manejar temas emocionales dentro de las aulas”, reflexiona.

VIDEO RECOMENDADO

Nuevas normas acorralan a grupos antivacunas: las opiniones sobre la exigencia del carnet de vacunación
Desde que se dieron a conocer estas nuevas disposiciones, grupos antivacunas han compartido información con la que señalan que las futuras restricciones van en contra de sus libertades personales y atentan contra sus derechos fundamentales. Constitucionalistas consideran que nuevas disposiciones son proporcionales y razonables por la pandemia del coronavirus.

TE PUEDE INTERESAR