La ley 30709 dice ‘a similar responsabilidad, similar sueldo’, pero no habla de género, apuntó especialista.
La ley 30709 dice ‘a similar responsabilidad, similar sueldo’, pero no habla de género, apuntó especialista.
Christian Lengua

La de género actualmente es del 29%. Esto quiere decir que, en promedio en Perú, los hombres ganan S/1.566 y las mujeres S/1.107, en los mismos rubros y con los mismos niveles de responsabilidad. Esta medición se realiza desde el 2007, y la brecha se ha acortado, ya que hace 13 años las mujeres ganaban la mitad.

MIRA: La “epidemia” del exceso de videollamadas en el trabajo remoto durante la pandemia, ¿cómo afrontarla?

Si lo dividimos por sectores, la brecha es menor en el privado (16%) y mayor en el público (23%), señaló Diego Gonzales, CEO de la consultora de recursos humanos HRMate. Otro dato relevante es la proporción de mujeres que ocupan puestos directivos que asciende a un 29,2% en empresas públicas y privadas, mientras que los hombres ocupan un 70,8%.

Suena irónico, pero el rubro en el que los salarios no son tan dispares es el de construcción. En promedio los hombres ganan S/ 2.704 y las mujeres S/ 2.616. Sin embargo, este sector apenas está conformado por un 2,2% de mujeres, contando peones, obreros, supervisores, capataces y toda la línea administrativa.

María José Gómez, socióloga y directora de la fundación Forge, viene analizando el tema desde hace años. La brecha salarial tiene una serie de factores. Por ejemplo, a mayor formación, la diferencia de sueldos entre hombres y mujeres es más reducida. “Esto quiere decir que la brecha afecta a las mujeres más pobres”, sostuvo.

MIRA: Educación virtual en posgrado: ¿Es de la misma calidad que los programas presenciales?

Otro factor es la edad, no es la misma brecha salarial cuando tienes 23 años que cuando tienes 65 años. Asimismo influye si viven en zona urbana o rural. Por eso tenemos a muchas mujeres de zonas rurales, más del 60%, que no tienen autonomía económica y no tienen ingreso, apuntó Gómez.

¿Por qué se da esta brecha salarial? La razón principal, refirió la socióloga, es la cultura machista. Según el INEI, las mujeres le dedican 38,5 horas al trabajo doméstico. Fuera de esas labores, las horas no le alcanzarían para encontrar un trabajo de 40 horas.

“Ahora que muchas personas han perdido el trabajo, ¿quién va a salir a trabajar en el hogar? La persona que pueda llevar más ingresos, o sea el hombre. Esto obliga a las mujeres a quedarse en casa”, explicó Gómez.

Lo que se debe inculcar, de acuerdo con la experta, es la corresponsabilidad en las labores domésticas, así como el cuidado de los menores y ancianos en el hogar. Esto permitiría que tanto hombres como mujeres puedan acceder al mercado laboral, y dedicarle las mismas horas a las tareas de cuidado.

MIRA: Los Portales: “El negocio inmobiliario es el que está soportando el año para la compañía”

“Mientras a los niños los sigan cuidando las mamás, mientras a las personas enfermas las siga cuidando las mujeres de la casa, no hay forma de que podamos ganar más y tomar control de nuestras propias vidas”, subrayó Gómez. Para ello, añadió, hace falta apoyo del Estado para crear centros de cuidado apropiados para niños y adultos mayores.

LETRA MUERTA

En 2018 se reglamentó en Perú la Ley No. 30709 que prohíbe específicamente la discriminación remunerativa entre hombres y mujeres, buscando otorgar igualdad de oportunidades en las relaciones laborales para ambos géneros.

El problema con esta ley, expresó María José Gómez, es que puedes justificar que estás pagando salarios distintos, por razones que no necesariamente son objetivas. “Desde que se ha implementado la ley, se ha analizado si tiene algún impacto, pero no ha habido mayor paridad”.

MIRA: Fusiones: ¿Por qué han generado preocupación los últimos cambios al control previo de dichas operaciones?

Por su parte, Diego Gonzales ha tenido la oportunidad de implementar la estructura marco de esta ley en diferentes empresas en las que ha trabajado como consultor. “La brecha que existe es real, incluso en empresas privadas multinacionales. El problema es que para acortarla se requiere de un presupuesto tal, que no se puede hacer en tres años, se necesitan cinco años a más”.

Cuando te pones a leer la norma, argumentó Gonzales, hay pocos acápites en donde se hace mención a cómo resguardar o acortar la brecha entre hombres y mujeres. La ley dice ‘a similar responsabilidad, similar sueldo’, pero no habla de género.

“En respuesta, las empresas implementan un sistema de valorización de puestos, que luego lo vinculan a bandas salariales, pero no lo reflejan en sus estructuras como si fuese de género, porque se amparan en lo que dice la ley. Entonces, el tema de género pasa a un segundo plano. Pero el título de la ley es un saludo a la bandera”, puntualizó.

MIRA: Alquiler de vivienda: ¿Qué distritos de Lima tienen el precio más bajo?

OTRAS REALIDADES

La titular de la fundación Forge comentó cómo está Perú con relación a otros países. Si bien hay países en el índice de igualdad de género mejor ubicados como Argentina, cuando uno analiza la brecha salarial, tiene un 31%, más que nuestro país. Lo mismo en España que tiene un 38%.

“No hay tanta diferencia. Se supone que hay países donde se ha reducido la violencia, como España que mejoró mucho. Cada país va avanzando en algunas cosas, pero en lo que tiene que ver con ingresos eso se ha estancado”, manifestó Gómez.