“Las familias que están en la capacidad de pagar, que lo hagan para no romper con la cadena de pagos", dijo María Antonieta Alva. (Foto: José Rojas / GEC)
“Las familias que están en la capacidad de pagar, que lo hagan para no romper con la cadena de pagos", dijo María Antonieta Alva. (Foto: José Rojas / GEC)
Redacción EC

La ministra de Economía y Finanzas, , pidió este jueves que los peruanos en condición de pagar sus recibos de cancelen las deudas correspondientes para evitar que las empresas de rompan con las cadenas de pago.

MIRA: Ministerio de Economía: El 90% de empresas beneficiadas por fase 1 de Reactiva Perú fueron mypes

Lo que se está experimentando es un riesgo de rompimiento de cadenas de pago en algunas empresas de telecomunicaciones", dijo la ministra en conferencia de prensa en Palacio de Gobierno.

Con las medidas (como la prórroga del fraccionamiento de los pagos) se están asegurando proteger a la población vulnerable y tratar de incentivar a que las familias que sí pueden pagar sus recibos que lo hagan”, añadió.

En la víspera, extendió hasta el lunes 15 de junio el plazo durante el cual las operadoras no podrán suspender servicios a sus clientes por falta de pago.

Inicialmente el Gobierno fijó como fecha límite el 3 de junio para que las empresas de telecomunicaciones puedan cortar el servicio a aquellos que no se hubieran acogido al fraccionamiento de las deudas.

Entendiendo la complejidad de la situación se están abriendo (nuevamente) las líneas para el fraccionamiento de los recibos”, apuntó Alva.

Las familias que están en la capacidad de pagar, que lo hagan para no romper con la cadena de pagos. Recordemos que las empresas de telecomunicaciones también generan empleo y tienen algunos proveedores que pagar”, puntualizó.

La ministra recordó que se mantendrán disponibles sin excepción los servicios de emergencia, aquellos relacionados al cobro de los bonos económicos y también los del Ministerio de Educación.

TE PUEDE INTERESAR

VÍDEO RECOMENDADO

Martín Vizcarra se pronuncia sobre el cobro de las pruebas que hacen las clínicas privadas