“El gran objetivo de este decreto legislativo es otorgar nuevos créditos que constituyan fondos de capital de trabajo", dijo la titular del Ministerio de Economía. (Fotos: GEC)
“El gran objetivo de este decreto legislativo es otorgar nuevos créditos que constituyan fondos de capital de trabajo", dijo la titular del Ministerio de Economía. (Fotos: GEC)

El Gobierno oficializó la creación del programa “Reactiva Perú”, mediante el cual se entregará garantías de S/ 30.000 millones para créditos a las que están siendo afectadas por la paralización de las actividades económicas ante la propagación del en el país.

Con este propósito, se autorizó que el , a través del Tesoro Público, otorgue dicha garantía a los créditos en soles que sean colocados por las empresas prestamistas con el objetivo de financiar la reposición del capital de trabajo de los negocios.

El gran objetivo de este decreto legislativo es otorgar nuevos créditos que constituyan fondos de capital de trabajo para que en el corto plazo las empresas puedan enfrentar obligaciones con sus trabajadores y proveedores”, explicó la titular del MEF, .

¿QUÉ SON LAS GARANTÍAS CREDITICIAS?

Para entender cómo funcionan las garantías, se debe partir desde el momento en el que una persona desea acceder a un crédito, ya sea para usarlo en su negocio, realizar compras, entre otros.

Marcelino Encalada, gerente de Ahorros y Finanzas de Caja Piura, precisa que existen tres tipos de crédito: de empresa, de consumo e hipotecario.

Una vez definida la finalidad, la persona interesada se acerca a una entidad bancaria donde se encuentran un agente superavitario y otro deficitario: el primero, es aquel que tiene un excedente de dinero y lo deposita en un banco; y el segundo, es aquel que necesita de dichos recursos monetarios.

Es en este contexto donde el banco actúa como un intermediario entre ambas personas, de modo que la transacción del otorgamiento del crédito pueda ejecutarse.

Las entidades bancarias se realizan tres preguntas antes de otorgar créditos. (Foto: Produce)
Las entidades bancarias se realizan tres preguntas antes de otorgar créditos. (Foto: Produce)

TRES PREGUNTAS FUNDAMENTALES

“El crédito tiene que cumplir tres condiciones. El primer requisito es que el crédito tiene que devolverse. Y una pregunta que hacemos nosotros es ‘¿[la persona] podrá pagar el crédito?’, comenta Encalada.

El especialista detalla que esta pregunta está determinada por el flujo de ventas de las empresas –por ejemplo, si se trata de un crédito para este fin–.

“La segunda pregunta es ‘¿querrá pagar?’, porque a veces el cliente puede tener dinero, pero no quiere pagar. En esa segunda circunstancia lo que se hace es evaluar la solvencia moral del cliente”, señala.

Encalada explica que los bancos utilizan como herramienta la central de riesgos, mediante la cual se detecta a qué instituciones le deben los clientes.

En el caso de que este no accediera a créditos anteriormente, se pueden utilizar como referencias el pago de los recibos de agua, luz o teléfono.

“La solvencia moral es importante porque en estos casos de crisis el cliente no puede pagar, pero sí quiere pagar. Entonces, mediante un proceso de negociación, se hace una reprogramación”, manifiesta.

La última pregunta se relaciona al contexto actual, en donde el cliente no tiene la suficiente liquidez para garantizar el pago de un préstamo. Se produce una situación en la que “no puede y no quiere pagar”.

En vista de ello, es necesario fijar una garantía. De esta manera, las entidades bancarias reducen el riesgo de que las personas no realicen el pago de los créditos que han tomado. Es decir, se trata de una forma de asegurar el impago.

“Hay clientes que garantizan su crédito con su misma mercadería, o con un vehículo. Cuanto más sólida es la garantía, es mejor”, afirma Encalada. “El fin último no es quedarse con la garantía, sino que el cliente cumpla”, agrega.

El especialista consultado sugiere también enfocarse en el sector informal. (Foto: Andina)
El especialista consultado sugiere también enfocarse en el sector informal. (Foto: Andina)

“REACTIVA PERÚ”

De acuerdo con la norma aprobada, se establece un tope de 98% de garantías para créditos hasta S/30.000 por empresa. El máximo monto de asignación de créditos asciende a S/10 millones con una garantía de 80%.

Créditos por empresa (en soles)Garantías (%)
Hasta 30.00098%
De 30.001 a 300.00095%
De 300.001 a 5 millones90%
De 5 000 001 a 10 millones80%

Si una empresa pide un crédito por S/1.000, y si no se pagara, S/980 van a ser pagados por el Estado y el 2% asumiría la entidad financiera”, explicó Carlos Casas, decano de la Facultad de Economía y Finanzas de la Universidad del Pacífico (UP).

Hubo una discusión interna entre el banco central y el MEF. El banco central quería que fuera el 100% y el MEF, 95%; porque la idea es evitar de alguna manera que algunos bancos presten [dinero] a gente que generalmente no les podría prestar”, contó Casas.

Es así que, mediante este programa, el Estado busca garantizar el pago de los montos que se tomaron por préstamo, considerando también que el banco debería ser “cuidadoso” al momento de otorgar dichos créditos.

Yo creo que es una medida positiva, va en el sentido correcto. La idea es que el crédito no se detenga”, expresó Casas.

Para Encalada, en estas coyuntura, es “bastante riesgoso que el cliente pueda cumplir". "Entonces, la institución financiera –para asegurar su liquidez– busca una garantía de que se le va a devolver [el dinero prestado]”, añade.

Se espera, no obstante, que la persona beneficiada por el préstamo sea un buen pagador. “En el hipotético caso de que el cliente no pueda pagar, es ahí donde el Estado reembolsa a la institución financiera lo que el cliente ha dejado de pagar”, anotó Encalada.

Pese a que el Estado garantiza dicho pago, si el cliente no cumple con realizar los desembolsos correspondientes, corre el riesgo de perjudicar su calificación crediticia.

INFORMALIDAD

Aunque se esperan resultados positivos en vista de la aplicación de esta medida, el ejecutivo dio cuenta de que el “gran problema" que se presenta, en el caso de las cajas municipales, es que sus clientes son informales.

"Este programa beneficiaría a aquellas micro y pequeñas empresas (mypes) que son formales, que tienen a sus trabajadores en planilla, que realizan sus pagos a Essalud y que declaran ventas. Ese sería el grupo objetivo que atendería este programa”, subrayó.

El especialista detalló que, del total de empresas en el Perú, el 75,6% son informales, y que dentro de las formales, casi el 99% son mypes.

Dadas estas cifras, se necesitaría flexibilizar las condiciones que se han establecido de modo que los beneficios puedan alcanzar a más empresas.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

______________________________

¿Qué es la covid-19?

La covid-19 es la enfermedad infecciosa que fue descubierta en Wuhan (China) en diciembre de 2019, a raíz del brote del virus que empezó a acabar con la vida de gran cantidad de personas.

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus designó el nombre de este nuevo coronavirus como SARS-CoV-2.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: así lucen las calles de Lima desde el cielo por la inmovilización social obliga

TE PUEDE INTERESAR