Entre las faltas leves destacan no realizar marcaciones de líneas o círculos con pintura o material adhesivo en los alrededores y al interior de establecimientos, mercados y otros lugares (Foto: MML)
Entre las faltas leves destacan no realizar marcaciones de líneas o círculos con pintura o material adhesivo en los alrededores y al interior de establecimientos, mercados y otros lugares (Foto: MML)

La aprobó la ordenanza Nº 2260 que establece obligaciones a las actividades económicas o de servicios, en el marco de la emergencia sanitaria y el estado de emergencia nacional.

A través de ella, la comuna está facultada para multar y sancionar a las empresas que incumplan las diversas normas y lineamientos emitidos por el Gobierno y de competencia municipal, tales como las medidas de prevención sanitaria, los protocolos de bioseguridad y similares.

MIRA: Trabajo presencial tras cuarentena: ¿Cómo se está dando el retorno parcial a las oficinas?

En caso de cometer una falta grave se aplicarán medidas correctivas como la clausura hasta por cinco días del local o establecimiento y el pago de hasta S/2.580 (entre 0,10 y 0,60 del valor de la UIT); mientras que las leves conllevarán cierres de hasta tres días y pagos de máximo 0,30 el valor de la UIT, es decir, S/1.290.

Se considera falta grave permitir el ingreso y permanencia, en lugares donde se desarrollen las actividades económicas, de personas con síntomas de gripe y fiebre (igual o superior a los 37.5°C), tos, secreción nasal, dolor de garganta, dificultad para respirar y sin mascarillas. También se multará por exceder el aforo permitido (no mayor al 50%, según el certificado de ITSE); por no usar los artículos de seguridad para desarrollar las actividades; por no cumplir con la limpieza y desinfección diaria, entre otros.

Entre las faltas leves destacan no realizar marcaciones de líneas o círculos con pintura o material adhesivo en los alrededores y al interior de establecimientos, mercados y otros lugares; desarrollar actividades no permitidas y fuera del horario permitido; no evitar el ingreso de personas vulnerables o grupos de riesgo frente al COVID-19 y por no medir la temperatura.

La Gerencia de Fiscalización y Control es la encargada de realizar la fiscalización municipal e imposición de las sanciones administrativas frente al incumplimiento de las disposiciones mencionadas.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

Sao Paulo reabre bares y restaurantes tras más de cien días