Las regiones del oriente presentan más carencias en cuanto a la cobertura de agua potable y saneamiento. (Foto: USI)
Las regiones del oriente presentan más carencias en cuanto a la cobertura de agua potable y saneamiento. (Foto: USI)

El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento () presentó un reporte sobre la cobertura de y en las áreas rurales del país.

El Sistema de Diagnóstico sobre Abastecimiento de Agua y Saneamiento en el Ámbito Rural (Datass), presentado en un mapa interactivo, evidencia la amplia ventaja que las regiones costeras le llevan a sus pares del oriente. Sobre todo con respecto al apartado saneamiento.

Mientras Ica presenta una cobertura en el servicio de disposición sanitaria de excretas de 80,6%, la región Ucayali solo alcanza el 32,9%.

Sus regiones vecinas tampoco la pasan tan bien. Ni Loreto (48,4%), San Martín (43,6%) o Madre de Dios (46,9%) llegan a la cobertura de la mitad de sus viviendas.

En el caso del agua potable, si bien el desempeño es mejor, las diferencias se mantienen.

Mientras en la mayoría de regiones de la costa y sierra el promedio de acceso al agua potable es de 90%, las localidades de la selva llegan al 75%, aproximadamente.

CALIDAD

El acceso al agua potable en Ica es de 98,4%, según el informe. Sin embargo, la región cuenta con la tercera peor calidad del servicio en el país, con 37,5%.

Es decir, solo cuatro de cada 10 iqueños, en promedio, tienen agua potable entre 22 a 24 horas al día. El resto recibe el servicio en períodos más limitados.

La región que sufre más en este aspecto es Tumbes, pues solo el 7,1% de sus ciudadanos recibe constantemente este servicio.