BCP: No competimos con el banco del costado, sino con el cash
BCP: No competimos con el banco del costado, sino con el cash
Viviana Gálvez Cordova

El es la empresa que más ha invertido en el mecanismo de Obras por Impuestos (OxI), a través del cual la empresa privada financia y ejecuta proyectos públicos con cargo a su Impuesto a la Renta. Entre el 2010 y enero del 2017 ha invertido S/739,1 millones.

 

Ayer el gobierno publicó las nuevas reglas para el uso de OxI, a fin de que más empresas lo usen y así incrementar la inversión pública de la mano con el sector privado. Jorge Silva, gerente de Relaciones Institucionales del BCP, comentó los cambios hechos en el reglamento de OxI, que el gobierno publicó ayer.

¿Considera que las modificaciones hechas al régimen de OxI facilitan y promueven el uso de este mecanismo por parte del sector privado?

La aplicación de la Ley de Obras por Impuestos viene siendo muy positiva para el desarrollo nacional. La inclusión de ocho nuevas materias de ejecución como son la protección social, transporte, comunicaciones, justicia, habilitación urbana, entre otros, impulsará la participación del sector privado en la ejecución de proyectos con impacto regional y local. Acortar la brecha de infraestructura existente en nuestro país es fundamental para convertirnos en un país más competitivo y, de esa manera, continuar con la mejora en las condiciones de vida de los peruanos. 

Las modificaciones realizadas al reglamento de OxI son importantes, toda vez que con ellas se van a dar mayor celeridad a las adjudicaciones de inversión pública, un ejemplo de ello, es que en caso se presente un solo postor al concurso, el consentimiento de la buena pro se dará el mismo día. Asimismo, el reglamento otorga mayores garantías para que las empresas privadas puedan financiar proyectos de OxI. Un cambio importante, es la implementación de la  emisión electrónica del Certificado “Inversión Pública Regional y Local – Tesoro Público” (CIPRL) y Certificados "Inversión Pública Gobierno Nacional – Tesoro Público" (CIPGN) por el MEF, lo que conllevará a que la empresa privada pueda agilizar el proceso.

La ley establece de forma expresa que el proceso de selección de la empresa privada y la ejecución del proyecto, se regula por lo dispuesto en la Ley de Obras por Impuestos, su reglamento y disposiciones complementarias. No siendo de aplicación supletoria la Ley de Contrataciones del Estado (ley N° 30225), lo cual delimita la aplicación de la norma especial por los funcionarios públicos. 

¿Qué falta aún para facilitar el uso de OxI? 

Ejecutar una obra por impuesto permite desarrollar un proyecto público al ritmo que lo haría un privado. A partir de las modificaciones al reglamento se podrá agilizar el proceso, beneficiando no solo a la empresa privada, sino también, al estado y a cada uno de los beneficiarios. 

Las experiencias de este mecanismo tienen un impacto favorable en las competencias de los gobiernos regionales y locales, que a partir de esta modificación podrán optimizar el proceso que en algunos casos se dilata por temas administrativos. 

¿Qué recomendaciones prácticas podría darle a una empresa que recién usará OxI? 

OxI constituye un mecanismo virtuoso que permite a las empresas contribuir al desarrollo y la inclusión social de poblaciones que se encuentran postergadas por falta de acceso a infraestructura social básica. La empresa privada debe ser consciente de esta realidad, con la finalidad de ejecutar proyectos que respondan al desarrollo sostenible de la sociedad. Para ello, la empresa que recién empieza a participar de dicho esquema,  puede recurrir a ProInversión, que juega un rol muy importante de promoción y asesoramiento entre el sector público y privado.

La empresa debe sellar su participación través de la ejecución de obras que cierren el círculo de compromiso con la comunidad beneficiaria, volviendo el proyecto sostenible. En el BCP, las iniciativas en torno a la educación no sólo consideran la construcción de colegios, sino que además permiten equipar sus laboratorios de ciencia y salas de cómputo, renovar el mobiliario escolar y capacitar a los docentes en metodologías para mejorar la realidad educacional y desarrollo comunitario. 

El impacto positivo de este mecanismo lo ha consolidado como una herramienta que permite a las firmas privadas ampliar el alcance de sus programas de responsabilidad corporativa, contribuyendo al uso eficiente del Impuesto a la Renta en obras de alto impacto social.

TAGS RELACIONADOS